Vía El Impulso | Por: Alba Arráez

Con la particularidad de poder pasearse entre lo popular y académico para sumergir al público en sentimientos que saltan del amor y la melancolía, a la alegría de una verdadera fiesta musical; el flautista zuliano Huáscar Barradas podría presumir de ser un artista único en su género. 

Huáscar Barradas

Huáscar Barradas

Sin embargo, más allá de ser famoso, lo único que ha buscado es llevar la música venezolana a escenarios internacionales con la posibilidad de que su fusión especial sea reconocida a primer oído.

Esto es precisamente lo que acaba de lograr en Turquía, el país bicontinental ubicado entre Asia y Europa, al que visitó junto a su banda Maracaibo para ofrecer una serie de presentaciones del 24 de junio al 2 de julio.

Las cuerdas del bajo ejecutado por Elvis Martínez, se unieron a la particularidad sonora del cuatro venezolano en manos de Jorge Polanco, a las teclas pulsadas por el pianista Gilberto Ferrer, a los timbres de percusión de Jonathan Gavidia y al innegable talento de Diego “El Negro” Álvarez: uno de los mejores cajoneros de la actualidad.

Con este “trabuco”, Huáscar Barradas puso de pie al público en Turquía, país que no visitaba hace 20 años, época en la que cursaba estudios de posgrado en Frankfurt, Alemania. Su experiencia la compartió con EL IMPULSO a pocos días de su llegada, en medio de un pequeño descanso junto a su hijo Kaí, y a tan sólo una semana de viajar a Maracaibo para iniciar la preproducción de su próximo disco.

-¿Cómo se sintió en Turquía luego de dos décadas del primer encuentro?

-Es un país mucho más moderno y con una riqueza cultural maravillosa. Su comida, su gente amable y conversadora nos hizo sentir como en casa (…) en total hicimos cinco presentaciones y los resultados fueron muy positivos.

-Es decir que los turcos vibraron con la música nuestra…

-Sí. Realmente me sorprendió y me agradó ver como el público aplaudía con tanta fuerza nuestra música; para ellos no hubo momento de aburrimiento (…) Hicimos una primera parte con las canciones de mis discos, que todas tienen riqueza y complejidad musical, luego hicimos un recorrido por la música latinoamericana como Puerto Rico, Cuba, México y hasta un vallenato. Sembramos la semilla de nuestra música en Turquía. ¡La reacción fue maravillosa!

-¿Qué otros destinos figuran en su agenda internacional para este 2013?

-Hasta diciembre hay compromisos en España, Panamá, México, Bélgica, Estados Unidos y Colombia (…) también está planteado volver el próximo año a Turquía, y en época de clases para ir a las universidades a llevar nuestra música.

-¿Algún escenario en especial al que quisiera llevar su “flauta mágica”?

-Quisiera poder tocar en Rusia en algún momento; sería muy especial porque tienen una tradición muy particular. También en Australia, allí aprecian mucho la música.

Música entre Dos mundos

Una de las tantas aplaudidas propuestas musicales de Huáscar Barradas, es la que comparte con el destacado pianista venezolano Leopoldo Betancourt. Juntos han logrado una sinergia especial que los lleva por una segunda parte de su proyecto Dos mundos.

Dos mundos 2, estrenado este año, es un disco que mezcla una fusión de música urbana y académica, dentro de un concepto íntimo y emocional. Su estreno se dio con tres conciertos a casa llena en Caracas y una primera presentación en Valencia, como parte de la agenda nacional.

-¿Qué otras ciudades visitarán con Dos mundos 2?

– Repetiremos el 14 de julio con dos funciones en Caracas. También iremos a Puerto Ordaz, Margarita, Maracaibo y queremos ir a Barquisimeto, donde también hicimos Dos mundos, el primero (…) a finales de año además llevaremos este espectáculo a Miami.

-¿Cómo es trabajar con Leopoldo Betancourt?

-La experiencia sigue siendo interesante, por la manera como el toca el piano, con su estilo clásico pero que incorporamos a canciones populares latinoamericanas (…) en este disco incluimos temas de Luis Miguel, Cristian Castro, Armando Manzanero, Son By Four y hasta Serrat.

-¿Este año habrá disco y gira de Navidad?

-No habrá disco de Navidad pero sí haremos la gira de Hallaca con flauta, con la que iremos a ocho ciudades de Venezuela; arrancamos el primero de diciembre, y esperamos ir a Barquisimeto (…) tenemos ocho años haciendo este espectáculo y hay empresas productoras que han visto el valor de este proyecto.

Nuevo disco

Radicado en Caracas por todo lo que implica su trabajo musical, Huáscar Barradas tomará sus maletas para irse el 15 de julio a su natal Maracaibo, donde iniciará la preproducción del disco que espera lanzar en el mes de noviembre.

“Hasta ahora he compuesto cuatro canciones, quiero que seis o siete sean mías y el resto sean versiones (…) en este disco también habrán invitados especiales, pero ahora serán artistas internacionales que ya están confirmados, aunque por lineamientos de sus sellos disqueros no podemos anunciarlos todavía”, explicó el flautista.

Huáscar Barradas, acostumbrado además a llevar a sus invitados “a otro terreno” en el que puedan sentir que dejan un aporte y a su vez se nutren de la riqueza musical venezolana, está seguro de que este será un disco tan avanzado como complejo.

“Habrá mucha influencia del world music, adaptaremos la música venezolana al sonido internacional. Nos adentraremos en la cultura de la India y África, sólo por nombrar algunas latitudes. También podrán apreciar algo de música electrónica dentro de este trabajo que será algo fuera de lo común para todos los invitados”, adelantó el artista cuya autenticidad ha quedado como un sello que lo define en cualquier escenario del mundo.