Instagram va a mostrar su feed por algoritmo, y no por cronología. Muchos piden que actives sus notificaciones para que no dejes de ver sus fotos con este nuevo sistema.

Vía: hipertextual.com/

Desde hace algunas actualizaciones, Instagram permite activar las notificaciones para cuando una cuenta en concreto publique una nueva foto o vídeo. Es una opción que ha pasado relativamente desapercibida y no se le ha dado demasiada atención… hasta hoy, 28 de marzo. Si accedemos a Instagram es muy posible que veamos a muchas cuentas, especialmente temáticas, de medios o de celebridades más que de ciudadanos de a pie, subiendo una foto de mero texto en la que se nos conmina a activar las notificaciones para cuando publiquen una foto. ¿Por qué hoy?

La explicación es sencilla: el rumor de que Instagram comenzaría a mostrar elfeed en base a un algoritmo, y no mediante un orden cronológico, se acabó cumpliendo, y en las próximas horas podremos ver el cambio, que además al formar parte del back-end ni siquiera requerirá de una actualización de la aplicación. Simplemente, será la aplicación, y no el paso del tiempo, quien decidirá que vemos al entrar en ella.

Así que todas estas cuentas que están solicitando el activado de sus notificaciones sólo quieren asegurarse de que no van a perder la visibilidad que tenían hasta ahora, por si el sistema del algoritmo comienza a dejarles fuera del inicio de Instagram para muchos usuarios.

Instagram algoritmo

Para la masa, un gran cambio

La fórmula no tendrá mucho misterio: si aumenta el engagement, se quedará. Y conociendo a Instagram y su política de realizar cambios mínimos, pero que sean para siempre una vez llegan, podemos ir haciéndonos a la idea de que habrán hecho las suficientes pruebas como para que no sea una aventura ciega.

Para el usuario intensivo, este será un cambio a peor. Igual que el de Twitter o Facebook y sus algoritmos. Si ya estamos consultando constantemente una red social, no necesitamos que nadie nos resuma lo mejor. Pero para la gran mayoría de usuarios, donde la consulta suele ser más esporádica, sí puede ser bastante más beneficiosa, ya que le presenta lo más destacado para que su experiencia sea mejor. Al fin y al cabo, tiene bastante más sentido que si un usuario no se ha conectado en 24 horas, la aplicación le muestre lo más destacado y relevante (con los fallos que pueda tener el algoritmo), que un mero orden cronológico, que da pie a que se cuele mucha más paja entre las fotos que sí nos resultan interesantes.

En Twitter, el dilema del algoritmo es mucho más notable: para un usuario no intensivo, que solo consulte su timeline un par de veces al día, la experiencia se recrudece, ya que tiene que estar minutos y minutos haciendo scroll en búsqueda de algo interesante. Con el algoritmo, es aquello interesante (o eso se supone) lo que acude al usuario. También tiene sentido pensar que el algoritmo no funcionará igual para quien consulta Instagram veinte veces al día que para quien lo hace dos. Al primero le resumirá mucho menos que al segundo por una mera cuestión de necesidad. O al menos es como la lógica nos dice que debería ser.

En última instancia, este movimiento de Instagram parece un paso más para seguir abrillantando su ya de por sí brillante estrategia, y convertirse en el próximo gigante publicitaria.

Sin contar Facebook, líder indiscutible publicidad display en EEUU.

¿O acaso ahora todos vamos a ser más listos que Zuckerberg para hacer crecer un negocio basado en la publicidad?