Vía: ccaa.elpais.com/

El maestro Al Foster rinde tributo al legendario Art Blakey en el arranque del ciclo 1906 del Jimmy Glass

La humildad de Al Foster engrandece su figura. Quien fuera batería histórico de Miles Davis y formara con Herbie Hancock y Ron Carter uno de los mejores tríos de la historia del jazz, es de los que deja el ego para mejor ocasión cuando de hacer música se trata. Por eso tan pronto acompaña encantado a músicos jóvenes como el pianista Albert Sanz cuando promociona su álbum O que sera, como hizo en el club Jimmy Glass de Valencia en 2012, como se quita el sombrero ante su colega y maestro Art Blakey para rendirle tributo en este mismo club el próximo miércoles.

Como parte de la gira de su Tribute To Art Blakey, Foster abrirá así el ciclo de jazz 1906 en el club del barrio de El Carme, acompañado por el saxofonista Godwin Louis, el pianista David Bryant y el contrabajista Doug Weiss. A Davis le impresionó profundamente en su día el groove de Al Foster, es decir, esa cualidad rítmicamente expansiva que se aplica al soul, al funk o al rhythm & blues. Pero Foster es también un maestro del swing, ese don que en el jazz, decían, se tiene o no se tiene y que tiene que ver con el arte de la articulación y la acentuación de los tiempos en el balanceo jazzístico.

El de Foster es el primero de los tres conciertos de la nueva edición del ciclo 1906 en el Jimmy Glass. Proseguirá con las actuaciones de Pilc /Moutin/Hoenig Trío (día 5 de mayo) y Antonio Lizana Group (día 26 de mayo).

Nacido en Virginia en 1943 pero criado en Harlem, Foster se ha codeado en su larga carrera como compañero de lujo con decenas de los mejores jazzmen, desde Cannonball Adderley a Thelonious Monk, pasando por Joe Henderson, Wayne Shorter, John Scofield, Pat Metheny, Charlie Haden, McCoy Tyner, Carmen McRae, Stan Getz, Dexter Gordon o Chick Corea.

Separado de Foster por un cuarto de siglo en su nacimiento, Art Blakey representó en su día el lenguaje moderno del jazz y creó una escuela incomparable.