Acertado es el dicho: “Cuando se quiere, se puede”. Y ese es el caso de Rosvan Leonel Castillo Marcano, que con apenas 14 años de edad, ha destacado en el ámbito educativo, deportivo y musical.


Vía: elsiglo.com.ve | Por ZULEIKA ROSALES | elsiglo | Fotos | FÉLIX BARRETO

¿Obstáculos para lograrlo? Padece de “Hipoacusia Profunda Bilateral”, una patología que afecta el sentido auditivo en ambos oídos. Sin embargo, esta realidad no ha limitado sus sueños de romper barreras y saltar obstáculos.

Este jovencito maracayero nació el 9 de septiembre de 2002, pero problemas durante el parto le acarrearon los problemas auditivos desde los 4 años.
Su madre, Minda Marcano, quien ha sido su apoyo incondicional, narró que debido a complicaciones durante el parto, el bebé presentó “asfixia perinatal”, lo que tuvo consecuencias en su desarrollo.
Al cumplir los 4 años, sus familiares empezaron a observar que el pequeño tenía dificultad para escuchar, esto dio paso a la evaluación y diagnóstico de la pérdida de la audición. Desde ese momento su madre, junto con su abuela, Minda Fuentes, y con la fe colocada en Dios, se decidió a trabajar para integrar a Rosvan Leonel a la sociedad.

INICIO EN LA PELOTA CRIOLLA

En el año 2008, madre y abuela, junto a expertos en béisbol, fundaron la “Escuela de Béisbol Menor Mágico”, en las instalaciones del Círculo Militar de Maracay. Así se inicia en uno de los deportes tradicionales, compartiendo con niños sin limitaciones, gracias al entusiasmo de esas dos mujeres que incluso forman parte de las “glorias deportivas de Aragua” en disciplinas como bolas criollas y sóftbol.
En dicha escuela popular actualmente entrenan futuros peloteros desde los 4 a los 17 años, en las categorías de semillitas, preparatorios, preinfantil, infantil, prejunior, junior y juvenil.

CINTURÓN DORADO

Rosvan Leonel tiene herencia deportiva, las mujeres que han estado en todo momento a su lado son deportistas, por lo que el jovencito lleva el deporte en la sangre.
Sus primeros pasos en el mundo deportivo fueron en el Karate-Do, especialidad en la que alcanzó el cinturón negro, lo que confirma su amor y dedicación a las artes marciales.
Ha participado en diversas competencias nacionales, obteniendo medallas doradas para ampliar mucho más el orgullo que su familia siente por este inquieto jovencito. Actualmente se prepara con mucha disciplina para participar en la Copa Internacional “Simón Bolívar”, que se llevará a cabo a mediados de año, donde piensa desplegar todo su potencial.

LA MÚSICA ES EL MEJOR LENGUAJE

A los 8 años, Rosvan Leonel incursiona en la música, específicamente en la percusión, clases recibidas en la Casa de la Cultura de Maracay, integrándose a los coros “Manos Blancas” y “Campanas”, conformados por niños y jóvenes con discapacidad. Eso le dio la oportunidad de participar en eventos a nivel regional y nacional, destacando su presencia en un homenaje al maestro Gustavo Dudamel.

Siga leyendo en ElSiglo.com.ve