Vía: www.gusespada.com/

Los integrantes de nuestros coros son entusiastas, aficionados, locos por cantar, pero no son músicos profesionales; es muy raro que estén en condiciones de utilizar el lenguaje musical. Incluso algunos, los mayores, se resisten a usar partituras; prefieren tener una hoja con sólo la letra. Además, a la mayoría hay que enseñarle a cantar.
Para que el aprendizaje de una partitura no se lleve el 90% del tiempo de ensayo, se necesita mucha creatividad y sentido práctico.
Los directores no siempre somos conscientes de la  influencia que nuestro gesto tiene en la relajación de los cantantes, y por consecuencia en el sonido del coro.
Y, sin embargo, somos nosotros los que siempre insistimos para  que nuestros cantantes nos miren, y somos felices cuando reaccionan a nuestros gestos, incluso los más sutiles, verdad?
Me gustaría en este post mirar un poco más de cerca qué efectos tiene nuestra manera de dirigir, nuestra actitud corporal, en nuestros cantantes y su forma de cantar.
Tus cantantes te miran todo el tiempo (salvo en los primeros ensayos de aprendizaje, obvio). Es más, ‘mírenme’, es una de las palabras que los directores más usamos en los ensayos, verdad?
Ahora, de la misma manera que vos, intuitivamente, en la vida, ‘decodificás’ informaciones diversas de las personas con las que interactuás , a través de su lenguaje no verbal (estado anímico, reacción a lo que vos estás diciendo en ese momento, etc), tus cantantes decodifican, de manera inconsciente e intuitiva un montón de información de tu propio lenguaje no verbal. Y, generalmente sin darse cuenta, actúan (cantan) en consecuencia.
Nunca te ha pasado estar con una persona muy tensa, esas personas que cuando se mueven o hablan transmiten su nerviosismo por toda su musculatura y movimientos corporales, y comenzar a sentirte vos mismo tenso, incómodo, los músculos del cuello duros?
Bueno, de eso estoy hablando.
Como en cualquier instrumento, en la dirección coral hay múltiples escuelas de técnica de dirección, de técnica gestual.
Por lo tanto hoy no es mi intención dar recomendaciones de técnica gestual, si no hacerte algunas preguntas, cuyas respuestas deberás buscar un tu propia técnica, ok?
Acá van:
Cuál es tu primera reacción cuando se te acerca una persona de ceño fruncido, con el tronco hacia adelante?
Temor?
Precaución?
En todo caso, seguro que no te quedas relajado esperando a ver qué pasa…
Cuando estás dirigiendo, además de marcar tempi, dinámicas, articulaciones, etc, tenés control de lo que hacés con el resto de tu cuerpo? De lo que transmite?
Tu cara, transmite relajación?
Y tus manos?
Tu cuello y hombros?
Tu tronco está perpendicular al suelo, recibiendo con confianza el sonido que tus cantantes te brindan?
Tus brazos están paralelos entre sí para permitir que ese sonido te llegue? O están cerrados en ángulo?
Dirigís con los brazos extendidos, hombros y cuello tensos?
O tenés los brazos un poco flexionados , cerca del cuerpo?
Tu punto de inflexión, no sólo donde cae cada tiempo, si no también el punto desde el que parte el levare, el momento especial en que cada cantante respira, está a la altura del diafragma? Arriba? Debajo?
Qué tipo de respiración sugiere tu levare?
Dirigís a la altura del diafragma?
A la altura de los hombros?
Por arriba de los hombros?
Qué sugiere mejor una respiración costo diafragmática:
– un punto de inflexión a la altura de los hombros o a la altura del diafragma?
– los brazos pegados al cuerpo, el torso curvado hacia adentro, o los brazos un poco separados del cuerpo y el torso y la cabeza bien erguidos?