Vía: eluniversal.com | Por ftagliafico@eluniversal.com

Como dice el refrán: “De padres músicos, hijos cantores”, y podría decirse que de madres dedicadas a la música, hijos que ríen con notas musicales. Para la madre y profesora de violín de la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao Amari Guerere, su familia es musical. “Todos tocamos algún instrumento. Mi esposo es cellista, mi hijo mayor toca clarinete y la niña toca violín, como yo. La música siempre está presente de alguna manera y cada vez que podemos hacemos música los cuatro juntos. Todos los años, en diciembre, participamos con nuestra agrupación Navidad en Familia. Nos dedicamos a difundir música navideña como también valores de la familia”, expresó Guerere.

Crecer entre melodías, voces armoniosas, instrumentos musicales es, sin duda, un estilo de vida. Para la profesora Amari sus hijos son libres de decidir, más adelante, a qué se van a dedicar. Solo espera que los llene de satisfacción.

“Estoy dedicada a la música. Mis hijos han estado en un colegio musical donde la música forma parte de su horario. A mis padres siempre les gustó la música, en mi casa se hacían reuniones donde venían amigos músicos a tocar. Mi mamá nos puso a todos a estudiar música pero la única que se dedicó fui yo. Mis hijos tuvieron su primer contacto desde la barriga. Mi hijo varón empezó tomando como instrumento el clarinete y mi hija Laura empezó tocando instrumentos de percusión en nuestra agrupación Navidad en Familia, cuando tenía 3 años. Luego empezó a estudiar violín”, añadió Guerere.

“Infinita en el tiempo”
Isaura Delgado Ferraro es madre, violinista y miembro fundadora de la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao. Además comparte su talento con muchos pequeños que esperan desarrollarse en el mundo musical.

Dentro de una familia donde la música es parte de la educación, “la dinámica es mucho más exigente, ya que entra en las tareas diarias. Por lo tanto, la educación es más amplia y más participativa por parte de la madre o el padre”, dice la violinista Ferraro. Y agrega que: “de hecho, yo soy músico, así que mis dos hijos son músicos y me siento complacida de que estén en ese camino. Les aconsejo que disfruten la música por toda su vida como yo la he disfrutado. Siempre hay tiempo para disfrutar, fue lo que les enseñé a mis hijos, ya que la música es un disfrute. La música es infinita en el tiempo”.

Ella está en el mundo musical por escuchar a su madre, quien también era músico y desde su gestación ya estaba oyendo sonidos maravillosos. “Igual pasó con mis hijos, desde su gestación nos acompañaron en todos los conciertos, estudio, sonidos. Doy gracias por este regalo maravilloso”, agregó Ferraro.

Para Urania Pereira, profesora de flauta traversa de la Orquesta Prejuvenil e Infantil de Chacao, directora de la Escuela de Música para Adultos y Tercera Edad y flautista de la Agrupación Navidad en Familia, los días son variados, algunos transcurren entre ensayos, clases y conciertos. “Lo permanente es lo fascinante que se vuelve compartir el gusto y el placer de tener en común una actividad que me acerca a mi hija y que me permite compartir con ella un lenguaje universal”. Como consejo para los que empiezan en el mundo musical, la profesora Pereira dice que deben estudiar con pasión y entrega, que reciban con humildad las enseñanzas de cada maestro y que busquen la verdadera música, esa que permanece en el corazón. “Un niño o joven que tenga la música como actividad complementaria aprende muy temprano a establecer prioridades y a distribuir su tiempo. La organización es clave”, añadió.

La pasión de la flautista por la música viene de su mamá y abuela que la llevaron a una audición abierta en el Poliedro de Caracas, donde funcionaba el Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles.

La Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil de Chacao fue creada en 1993 por la Alcaldía del Municipio Chacao conjuntamente con la Fundación del Estado para el Sistema Nacional de Orquesta Juveniles e Infantiles de Venezuela, hoy Fundación Musical Simón Bolívar. Es una extensión del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela dedicada al rescate de niños, niñas y adolescentes menos favorecidos y su inclusión a la sociedad a través de la música como parte del Proyecto Social más exitoso del país.