La Intendente del coliseo niega haber cobrado comisiones y anuncia acciones legales en su defensa

Vía: levante-emv.com

La Intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, defendió ayer la «honradez» de su actuación al frente del complejo cultural y advirtió que no consentirá «infamias». Además, anunciaba que emprenderá acciones legales ante las «falsas acusaciones» vertidas en relación con su trabajo.

Así lo indicaba a través de un comunicado tras las informaciones publicadas que aseguraban que una investigación de la Intervención de la Generalitat —dependiente de la Conselleria de Hacienda—sobre la gestión del Palau de les Arts había reflejado que la Intendente del auditorio había creado una empresa privada junto a un grupo de empresarios valencianos tras dejar sin contenido el departamento de Patrocinios y que habría cobrado unos 508.000 euros en comisiones de patrocinadores hasta 2011.

Tras estas publicaciones y tal y como informaba ayer este diario, la consellera de Cultura, María José Català, aseguraba que todas las «recomendaciones» que había hecho Intervención sobre el auditorio ya estaban «totalmente subsanadas, corregidas y puestas en marcha» mientras que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, pedía la apertura de una investigación interna para «saber exactamente» lo que había ocurrido en la gestión del Palau y tomar las decisiones consecuentes.

Schmidt emitía el comunicado el mismo día que cumplía 15 años desde su nombramiento y recalcaba que la «honradez» ha presidido «cada una» de sus actuaciones al frente de la institución. Además, negaba haber recibido nunca comisión alguna como Intendente.

«Es mi firme propósito defender mi honradez, prestigio y dignidad, que han sido emblemas de mi larga trayectoria, que dura ya más de 40 años», añadía, para recordar su trabajo «en los más prestigiosos y solventes teatros de ópera del mundo» como la Ópera de Viena y el Covent Garden de Londres, «lugares en los que jamás se cuestionó mi trabajo o mi persona», destacó.

Schmidt lamentaba que en estos días «se ha puesto en duda mi nombre y mi profesionalidad, que se han mezclado con palabras tales como «mordida», «saqueo» y «comisionista» e hizo hincapié en que son «falsas acusaciones que muchos han tomado como fundadas. Mentiras que han mancillado mi reputación», añadió, advirtiendo que no consentirá «tales infamias porque mi inacción implicaría mi consentimiento y conformidad con tales falsedades».

Por este motivo, anunciaba que ha dado instrucciones a su abogado para «para que ejerza las acciones legales oportunas» en defensa de su «honradez, dignidad y profesionalidad».