El director de orquesta venezolano Gustavo Dudamel ha participado hoy en un encuentro con estudiantes de música en Santiago de Compostela, desde donde ha reivindicado que la música clásica “también es cool” y no esa “música para muertos” que algunos sostienen.


Agencia de Noticias EFE | Santiago de Compostela

Dudamel se ha pronunciado de este modo durante un coloquio organizado en el Auditorio Abanca de Santiago, por esta entidad financiera, y que estaba abarrotado para conocer de primera mano las impresiones de este carismático director.

Guiado por las preguntas de los estudiantes, el director venezolano ha repasado fases de su infancia, de sus inicios como músico y de cómo llegó a ser director, a la vez que ha comentado también sus gustos musicales actuales, su gestión del éxito o los valores que trata de transmitir con su labor.

Pero sobre todo, Dudamel ha querido romper estereotipos relacionados con la música clásica y ha recordado que en su día los compositores también interpretaban sus piezas en locales abiertos al público y pensados para el baile.

La música hoy clásica “era la música pop” de su época, ha asegurado, para luego invitar a romper con esta etiqueta, que ha considerado carente de significado y tendente a la estigmatización.

El director de orquesta se ha declarado también “sumamente honrado y alegre” de poder participar en coloquios como el de esta mañana, que para él representan la “esencia” de su trabajo: poder transmitir la pasión por la música a las nuevas generaciones.

“Ustedes representan un futuro”, les ha dicho a las decenas de jóvenes presentes en el recinto, a los que ha invitado a disfrutar de la música y a profundizar todo lo que puedan en ella.

Dudamel ha vuelto hoy a recordar la importancia que para él tuvo el programa de formación y acceso a la música para niños y jóvenes implantado en Venezuela -“El Sistema”- y que permitió que, desde su Barquisimeto natal, pudiera convertirse en uno de los directores de orquesta más importantes del momento.

El coloquio mantenido esta mañana ha sido el último de los actos previos de la gran cita que ha traído a Gustavo Dudamel a Galicia: un concierto junto a la Orquesta Sinfónica de Galicia y el Orfeón Donostiarra en la emblemática Praza do Obradoiro que dará comienzo a las 21:00 horas con la Novena de Beethoven en el programa.

Este evento se enmarca en la segunda edición del ciclo Palabras para Galicia, organizado por Abanca, cuyo presidente, Juan Carlos Escotet, ha destacado hoy el “firme compromiso con los jóvenes y con la juventud” de Dudamel.