El maestro Vicente Emilio Sojo es un prócer de nuestra música; fue maestros de maestros, compositor, arreglista, promotor cultural y también se dio la tarea musicológica de recopilar y armonizar melodías de nuestro folclor que de otra forma seguro hubiesen quedado en el olvido. Para muestra este hermoso vals, es fácil imaginarnos a los juglares venezolanos de hace más de un siglo cautivando corazones con romántica pieza. El trabajo del maestro Sojo la plasmó en partitura para piano y voz, acá tenemos una adaptación.