El venezolano Giancarlo Castro D’Addona sigue consolidándose como uno de los directores y compositores de mayor éxito y proyección internacional, esta vez recibió largas ovaciones tras dirigir a la Orchestre Valentiana, ubicada en la ciudad de Valenciennes (norte de Francia), teniendo como escenario al Auditorio Saint-Nicolas, los días 16 y 17 de diciembre. 


Ambos conciertos le sirvieron al larense para el estreno mundial del Concierto para saxofón y orquesta de cámara, y para el estreno en Francia del Concierto sureño para violín y orquesta de cuerdas, ambos de su propia autoría. Adicionalmente fueron interpretadas las Variaciones Concertantes de Alberto Ginastera.

“Fue una experiencia realmente increíble, no esperaba una receptividad tan positiva de la audiencia, porque el público francés tiene fama de ser muy exigente. Tuve que salir varias veces por la ovación que se generó al final del concierto de saxofón, me tocó dar unas palabras para el público y me hicieron repetir la parte final de ese concierto como bis. Creo haber recibido cada gesto felicitaciones de todos los miembros de la orquesta, ¡Estoy super contento!”, expresó con emoción Giancarlo Castro.

“Me siento muy afortunado por tener la oportunidad de dirigir dos de mis obras en Francia. Varios músicos quieren planificar futuros proyectos conmigo y la orquesta quiere que regrese a dirigirla pronto, también con obras mías. El maestro Michel Supéra quien fue solista del concierto de saxofón, quedó impresionado y muy contento con mi trabajo, él también quiere que volvamos a hacer música juntos”, agregó.

Castro aprovechó su visita por el territorio Francés para encontrarse con su gran amigo y también orgullo del estado Lara, Gustavo Dudamel, quien está dirigiendo la temporada de la ópera La Boheme en Paris. Posiblemente también se encontrará con el trombonista Pedro Carrero, quien actualmente realiza una gira de clases magistrales en las periferias parisinas, junto a su hermano Yefren Carrero.