Periodista, locutor, productor nacional independiente, profesor universitario y maestro de ceremonias, múltiples facetas para un tachirense que adoptó a Caracas como su lugar de inspiración y bajo la falda de El Ávila, cada domingo desde hace 20 años, presenta lo mejor del quehacer musical académico y popular por el dial 95.5 FM, hoy Play FM Network. Venezuela Sinfónica le entrevista a propósito de celebrar por partida doble: 60 años de vida y 20 años con Preludio. Una carrera exitosa que sirve de ejemplo para quienes quieren ahondar en el ancho mar de las comunicaciones sociales.

Evelyn Navas Abdulkadir, Exclusivo Venezuela Sinfónica.

Suele destacar por un carácter afable y un don de gentiliza que le viene de familia y de origen, pues es de Palmira, Estado Táchira. Germán Alirio Luna Chacón, de jovencito se apasionó por el periodismo, la locución y las comunicaciones, en general. De mozo hasta llegó a participar como maestro de ceremonias, dada su excelente voz, dicción y grata presencia. La fuente cultural le vendría como anillo al dedo, pero en esos inicios, fue otra la que le enganchó: la narración de eventos y noticias de carácter deportivo: “Siempre me gustó escuchar radio y sobre todo los noticieros, en ese entonces, presentados por los grandes locutores de época. Las transmisiones deportivas se hacían a control remoto y desde unidades móviles. El gusto por la fuente cultural, empieza cuando realizo el primer curso de locución en el año 1973 en las instalaciones de la emisora Cultural del Táchira y fueron mis maestros principales el abogado Enrique Durán Vielma, un excelente narrador deportivo y la profesora Isabelina Jaimes de Ramírez, especialista en Cultura General y Lengua. Como era una emisora cultural empecé a escuchar sinfonías, conciertos y demás obras del repertorio académico”.

Germán Alirio Luna Chacón

Germán Alirio Luna Chacón

Sin embargo, la música de alguna manera estuvo presente en su crianza: “No se trata de una formación musical seria, sólo cuando muchacho, en el pueblo donde crecí, participé en una banda seca y toqué trompeta bajo la dirección de un exigente maestro militar retirado, quien nos dio algunas pequeñas nociones de teoría y solfeo. Disfrutaba mucho tocando en las procesiones de Semana Santa, que organizaba la Cofradía del Santo Sepulcro, de la cual era el Secretario de Actas, siendo el hermano más joven y estudiante de bachillerato. Allí aprendí a redactar una convocatoria, actas y demás correspondencias”.

Pero estudiar música implica también una dedicación exclusiva y sacrificio: “La música es muy exigente y requiere de mucha concentración, pero produce un inmenso placer, al punto que uno sueña tocando, a pesar de haber pasado los años. En mi familia no hay músicos profesionales, no obstante, por lo menos a tres de mis hermanos les gusta mucho. Sobre todo al que es Físico, a quien le encanta la música académica. En los años de la niñez y adolescencia escuchaba por las emisoras de radio música andina, pero además colocaban mucha música colombiana y mexicana”.

La música académica como protagonista radial

Germán Alirio Luna Chacón

Germán Alirio Luna Chacón

Son pocos los programas radiales dedicados exclusivamente a difundir y proyectar la música académica en nuestro país, y ha sido un esfuerzo notable de muchos involucrados por darle vida y espacio a un género musical que es importante para nuestra nación, sobre todo cuando el desarrollo sinfónico ha sido sostenido en el tiempo. Por eso, Preludio destaca como una ventana para exponer todo el quehacer académico y popular, mostrando a los grandes talentos y a las instituciones protagonistas de la escena musical.

“Mi mayor acercamiento con la música académica aparece cuando en 1986, siendo locutor de planta de los fines de semana en Radio 1.300 AM, el director de la emisora me solicitó que hiciera un programa de ‘música clásica’ por cuanto la normativa que regía las transmisiones en aquella época, establecía que las estaciones de radiodifusión debían transmitir una hora semanal de música académica con comentarios sobre las obras. Ese programa se llamó Los Clásicos en 1.300, lo grababa junto a mi esposa, la locutora Mireya Bermúdez. Al asumir esa responsabilidad, empecé a comprar discos, libros y revistas para poder hacer los libretos. Ese programa no duró mucho tiempo, se transmitía los sábados a las 6 de la mañana”.

Con 20 años al aire, primero en Jazz 95.5 FM y ahora en Play Network FM por el mismo dial, Germán Alirio Luna Chacón ha entrevistado cada domingo a infinidad de músicos, directores, compositores y allegados al sector cultural. “He conocido personalmente –por atender ruedas de prensa- a Claudio Abbado, Simon Rattle, Daniel Barenboim, Helmuth Riling, Lorin Maazel, Plácido Domingo y Gustavo Dudamel, por sólo citar algunos. Pienso que haber asistido a la cuarta función de la Ópera Don Giovanni en la Scala de Milán, bajo la batuta de Gustavo Dudamel, es algo que nunca voy a olvidar. Fue una lluviosa noche, con la boletería agotada y gracias a la gentileza del Director de Relaciones del Teatro que me otorgó una entrada para el palco de prensa. Después de la función, tuve la oportunidad de entrevistar al maestro Dudamel en su camerino y su señora esposa, la bailarina y colega periodista Eloísa, quien tomó las fotos de esa histórica noche en Milán”.

Entre otras memorias que atesora, están dos ocasiones especiales: “También recuerdo mucho la noche cuando el maestro Simon Rattle, director de la Filarmónica de Berlín, quien condujo a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y Coros e interpretó la Segunda Sinfonía de Mahler, La Resurrección. Luego podría decir que es inolvidable el montaje que hizo el maestro Rodolfo Saglimbeni con la Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho y destacados solitas nacionales y extranjeros de la Ópera Rigoletto de Verdi, en la cual utilizó a la Banda Marcial Caracas detrás de la cortina del escenario y el Octeto Académico de Caracas, tocaba en el Hall de entrada de la Sala Ríos Reina con obras de Verdi. El rol de Rigoletto lo encarnó el barítono Luis Gaeta (uruguayo) y el duque, Aquiles Machado”.

Detrás del micrófono está la pasión

“Mis inicios en la radio fueron en el Táchira, cuando en 1976, fui corresponsal por algunos meses del noticiario Radio Reloj Continente que pasaba unos boletines diarios por teléfono grabados aquí en Caracas y luego el Director de Prensa de la emisora para la época, Carlos Santiago González, jerarquizaba y ordenaba colocar al aire. También en el Táchira participé en transmisiones deportivas. Recuerdo cuando con mi maestro, Durán Vielma y un grupo de compañeros del curso de locución, fuimos a transmitir la inauguración y el primer partido de fútbol, de los Juegos Deportivos Inter Fuerzas Militares en el terreno donde años después se construyó el famoso templo del fútbol en Venezuela, el Estadio de Pueblo Nuevo. También participé como animador de un concurso de gaitas que se realizaba en la Av. Carabobo de San Cristóbal y algunas emisoras transmitían ciertos momentos del evento que era organizado por Relaciones Públicas de la Primera División de Infantería”, cuenta Germán Alirio Luna.

El micrófono conquista con fuerza: “Lo que más me apasiona de la radio es el hecho de poderme comunicar con la gente y transmitir un mensaje, recomendar un concierto o espectáculo cultural, entrevistar a un artista o promotor cultural. En pocas palabras, poderle ser útil a las personas que nos escuchan y que programa tras programa nos siguen”, relata.

Y fue esa pasión por dar a conocer un poco más sobre nuestra historia musical cuando empezó a ofrecer programas especiales: “En Radio 1300 AM, donde era locutor de planta y anunciaba los temas musicales y daba la hora, a petición del musicalizador de la emisora Guillermo Guiño, hacía una hora sólo con música venezolana y hacía algunos especiales, de ellos recuerdo uno en particular, cuando fallece el maestro Antonio Lauro”, explica el periodista.

Después de trabajar en Radio Metropolitana, en Los Teques, donde realizaba el programa Los Clásicos en Stereo, adquiere una experiencia notable para pasar de la radio en AM a las emisoras de Frecuencia Modulada o FM. Nos cuenta Germán Alirio Luna que “ingresé seguidamente a Imagen 88.1 FM, estación para aquel entonces dedicada a salsa. Allí produce y narra el programa Preludio, de corte académico con una hora de duración semanal que salía al aire –grabado- los domingos. Comenzaba con la cartelera de los principales conciertos del día”.

Luego se cambia de emisora y Preludio se queda definitivamente en Play FM Network: “Primero fue Jazz 95.5 FM, donde adquirió el formato que hasta hoy prevalece. Ha sido una grata experiencia. Momentos muy felices los que he vivido y por supuesto, inmensas las satisfacciones. En esta emisora, donde actualmente se transmite el espacio, empecé el 4 de abril de 1993 (Domingo de Ramos), el horario era de 7 a 8 de la mañana. A partir de 1995, por recomendación del Gerente de Producción de la época, Raúl La Rosa, el horario se extiende una hora más y se autoriza la realización de entrevistas, dada mi condición de periodista. Recuerdo que el primer entrevistado fue el Profesor Juan Cristóbal Palacios, director de la Orquesta Juvenil de Chacao. De allí en adelante quizá la mayor fortaleza del programa sean las entrevistas. Es larga la solicitud de músicos, compositores, directores, cantantes, promotores y gerentes culturales y directivos y profesores universitarios para participar en Preludio, y al presentarlos se enriquece notablemente el programa. Puedo decir con absoluta sinceridad que Preludio no me ha producido mucho dinero, pero si me ha dado inmensas satisfacciones, todos los días le doy gracias a Dios, por las personalidades que he podido conocer, tanto venezolanos como extranjeros y sobre todo los jóvenes que comienzan y a quienes les dan muy pocas oportunidades en los medios porque no son conocidos”, nos amplía Germán Alirio.

Son muchas las anécdotas y los recuerdos, pero Germán Alirio Luna nos acota: “El año pasado, estoy al aire comentando la cartelera de conciertos y veo que el celular vibra, era un pin, que llegaba desde la lejana China, donde la Jefe de Prensa de la Embajada de Venezuela, quien fue mi compañera de estudios en la UCV, me solicitaba que comentara la participación de una compañía de Ballet Nacional, que se había presentado la noche anterior en Shanghái con el teatro a sala llena. Esto era impensable hace unos diez años atrás, pero con la tecnología de hoy, toda esta magia es posible”.

Con una trayectoria tan marcada y una experiencia notable en varios ámbitos del quehacer comunicacional, Germán Alirio Luna es frecuente invitado para entrevistas y participaciones especiales: “Recuerdo cuando conocí al famoso pianista y director de Orquesta argentino-israelí, maestro Daniel Barenboim, quien vino al país a realizar un recital con motivo de sus cincuenta años de carrera artística. Era un grupo pequeño de periodistas, al principio no deseaba hablar mucho. Una chica de televisión se excuso con él, porque no sabía de música y el maestro inmediatamente le dijo: “entonces, ¿qué haces aquí?”. Después se animó a hablar y pasamos más de dos horas conversando con él, pidió una botella de agua ‘Perry’, encendió un habano y contó muchas anécdotas, sobretodo de la limitación que tienen los pianistas que no pueden viajar con su instrumento, sino que tienen que adaptarse al que encuentran en el sitio donde se van a presentar”.

Muchas caras. Muchas voces. Mucha música

Sin duda alguna, la entrevista que atesora Germán Alirio Luna Chacón es la que hizo a un joven y enérgico Gustavo Dudamel en el Camerino del Teatro de la Scala de Milán: “Fue algo mágico, por el sitio donde estábamos, por pensar que todas las grandes figuras del canto lírico se han presentado allí, los más famosos directores, las grandes compañías de Ballet y toda la historia musical que encierra ese importante teatro europeo”.

Germán Alirio Luna entrevistando a Gustavo Dudamel

Germán Alirio Luna entrevistando a Gustavo Dudamel

Desde su Preludio ha logrado entrevistar a grandes figuras como el maestro alemán Helmuth Rilling, el maestro cubano Leo Brouwer, el puertorriqueño Edwin Colón S. y por Venezuela destacan: Isabel Palacios, Edicson Ruiz, Alfredo Rugeles, María Guinand, Carlos Riazuelo, Alexis Cárdenas, Felipe Izcaray, Gabriela Montero, Rodolfo Saglimbeni, Eduardo Marturet, María Colón de Cabrera y más recientemente, la cubana Lena Burke: “Han sido entrevistas que realmente me han impactado y tengo recuerdos muy vivos en mi mente”, nos revela.

Sin embargo el público de Preludio también es protagonista: “La gente participa en vivo, eso es lo mágico y hoy lo hacen a través del PIN, Whatsapp, email, teléfono y mensajes de texto. El comentario más curioso que he recibido fue cuando en una oportunidad, alguna dama que sintonizaba el programa, pudo conversar personalmente conmigo en un concierto y me dijo: ‘siempre pensé que era más joven, porque tiene un voz fresca’. En aquel momento tenía cincuenta y cinco años”, ríe Germán Alirio Luna.

En el transcurso de estos veinte años, algunos de los destacados músicos que han desfilado por Preludio también han dado sus aportes: “Me han hecho recomendaciones técnicas, como no ligar la cortina del espacio que es Pequeña Serenata Nocturna de Mozart con las obras que presento o despido porque no todas corresponden al mismo período musical. La cortina se debe detener unos segundos antes de la presentación del tema y la despedida debe ser en ‘seco’ como decimos los locutores. Además me han recomendado que cuando leo la cartelera semanal de conciertos, debo anunciar las obras que serán interpretadas en esos programas”.

Aunque Play Network 95.5 FM presenta un nuevo estilo musical, la emisora sigue dando apoyo a Preludio: “La trayectoria del espacio radial la considero muy positiva, tanto para la emisora, como para los invitados y los fieles oyentes. Difícilmente un programa de radio dedicado a la música académica y géneros de raíz tradicional, dura veinte años en el aire con dos horas semanales, en una estación comercial. Conocido como es que esta música no es muy comercial. No obstante, siendo Venezuela un país del primer mundo en materia de música sinfónica y coral dado el gran impulso del Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles, conocido hoy como FundaMusical Bolívar, movimiento liderado por el Maestro José Antonio Abreu”.

De la cabina al aula de clases

941399_10151521627803666_992259720_n

A la par de la locución, Germán Alirio Luna da clases en la Cátedra de Relaciones Públicas de la Universidad Alejandro de Humboldt, así como también en el Curso Universitario de Locución, dictado por la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Hasta este año trabajó como Director de Relaciones de la Universidad Nacional Abierta. También ejerce funciones en el Colegio Nacional de Periodistas.

“La experiencia como profesor universitario también ha sido muy satisfactoria, por cuanto he tenido la oportunidad de intercambiar ideas y conocimientos con cientos de jóvenes y no tan jóvenes. Siempre cuando me presento ante un nuevo curso, les digo a los participantes que no los considero ‘alumnos’ sino ‘socios de aprendizaje’, porque si nos remitimos a los griegos, ‘alumno’ es aquel que carece de luz; y sobre todo en los Cursos de Locución en la UCV, todos son graduados e incluso con Postgrado en diversas disciplinas. Por esa razón, es que considero que mis clases son un intercambio y que uno debe tener la humildad de aprender de todos con quienes comparte un aula de clases, así como también comunicar las experiencias y vivencias que se han acumulado en la vida. Siento mucha satisfacción cuando enciendo la radio o la televisión y me encuentro con una de esas personas con quienes he compartido en las aulas de clase, así como también cuando llego a una agencia de publicidad, teatro, oficina pública o privada y consigo a un ‘socio de aprendizaje’, quien siempre me da un trato especial y respetuoso”.

Germán Alirio Luna Chacón se ha desarrollado integralmente en todos los aspectos de su profesión, por eso es importante el consejo que les brinda a las personas sobre tener una consagración a la vocación de vida: “Las recomendaciones a los jóvenes y no tan jóvenes siempre son las mismas, que nunca debemos dejar de estudiar y de investigar, que el conocimiento es infinito. Día a día debemos continuar con nuestra formación y siempre superar nuestras metas y fijar otras para seguir adelante en la profesión. Hay carreras con alto nivel de competencia, donde se hacen pruebas, concursos o casting para llenar una plaza vacante, los mejores siempre tendrán trabajo, como conclusión, podemos señalar que nunca debemos parar de estudiar e investigar, para esto no hay edad”.

En casa, su familia le apoya: “Mis dos hijos me ayudan, uno en la parte de la informática y el mayor que estudia Comunicación Social y antes estudió publicidad y me asiste en la producción del programa, por cuanto en los últimos años el número de invitados, llamadas telefónicas, obsequios para los oyentes, la logística para los artistas que se presentan en vivo, requieren de apoyo técnico y Juan Carlos que se ha formado en la producción de eventos, los asiste. Confío en Dios que algún día él también pueda producir y conducir su propio programa”.

Una movida musical que no pasa desapercibida

Para Germán Alirio Luna Chacón: “La movida musical venezolana ha cobrado gran impulso en todo el país, por cuanto los jóvenes que se forman en El Sistema, tienen sus proyectos personales y forman grupos para interpretar nuestros ritmos de raíz tradicional, eso sí, con los grandes conocimientos que les da la academia, esto constituye una gran fortaleza, un buen ejemplo de esto es el Grupo Los Sinvergüenzas. Por supuesto, que todo este potencial es de los últimos años, cuando mayor fuerza ha cobrado y nuestros grupos animan las noches en Caracas y las principales ciudades del país”.

Al consultarlo sobre el desarrollo del movimiento sinfónico en Venezuela, Germán Alirio Luna nos dice: “Es de los primeros del Continente americano y del mundo, eso no lo digo yo solamente, grandes directores y críticos musicales internacionales lo han señalado. Para muestra un botón, en Caracas existen cinco orquestas sinfónicas estables de primer nivel. Estas orquestas están preparadas para interpretar las obras más complejas del repertorio universal, así como acompañar cualquier ópera o ballet, muchas veces hasta con poco ensayo, los directores invitados que vienen al país quedan sorprendidos por el nivel de nuestros músicos y solistas. La capacidad de lectura a primera vista de las obras de arriba abajo, como dicen los entendidos en este difícil arte, es asombrosa”.

60 años de vida

Este año, Germán Alirio Luna Chacón celebra doblemente: sus 60 años de vida y los 20 años de Preludio en el espectro radial de Venezuela (y en el mundo a través de www.playfm.com.ve).

“Finalmente debo agradecer en primer lugar a Dios, por haberme bendecido con tantas cosas que me ha dado en la vida, mi familia, profesión, amigos y colegas. Después debo hacerle un reconocimiento muy especial a la Junta Directiva de la 95.5 FM, por haberme permitido permanecer durante más de veinte años en el aire produciendo y conduciendo el Programa cultural dominical Preludio, donde siempre ha existido una relación de respeto mutuo. Además debo agradecer a dos aliadas quienes en los últimos años se han convertido en las grandes fortalezas del programa, son ella Patricia Aloy la creadora de www.venezuelasinfonica.com y Evelyn Navas, colega periodista de la fuente cultural, a ellas Dios les retorne bien por tanto apoyo y respaldo”.

Germán en pocas líneas:

· Compositores favoritos: los venezolanos José Ángel Lamas, Antonio Estévez, Antonio Lauro, Inocente Carreño y Paúl Desenne.

· Música académica favorita: las obras del Barroco, las composiciones de Mozart, Beethoven, Lalo, Rodrigo y Ravel.

· Intérpretes de preferencia: Alexis Cárdenas (Violín), Yo -Yo Ma (Chelo), Francisco Pacho Flores (Trompeta), Anne-Sophie Mutter (Violín), Jhon Williams (Guitarra), Plácido Domingo (Tenor), Arturo Sandoval (Trompeta), Pedro Eustache (Flauta), Sarah Brightman (Soprano), Lang Lang (Pianista) y muchos más.

· Para oír una tarde de domingo: música instrumental venezolana.

· Vivir sin la música: Imposible, como dice mi colega de la radio, César Becerra, ‘la música es el alimento del alma’.

Germán Alirio Luna Chacón es egresado de la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Desde sus comienzos también desarrolló una notable pasión por la locución certificándose como locutor con el número 12622 y es Productor Nacional Independiente bajo el número 1517.

En su nativo estado Táchira desarrolló carrera como comentarista deportivo y locutor para varias emisoras como Ecos del Torbes, Radio 1300 y Radio Metropolitana. Ya radicado en Caracas, fundó y condujo el Programa Cultural Preludio en la Emisora Imagen 88.1 FM. En 1993 cambia a Jazz 95.5 FM y sigue produciendo y conduciendo Preludio hasta los momentos en que la emisora que este año pasó a denominarse Play Network 95.5 FM.

Entre otras labores, destaca como maestro de ceremonia de la Universidad Nacional Abierta, durante los últimos 20 años. Ha sido asesor y árbitro en temas de comunicación y administración de la Revista Universitas 2000, por 18 años. Da clases en la Cátedra de Relaciones Públicas de la Universidad Alejandro de Humboldt, así como también dicta clases en el Curso Universitario de Locución, dictado por la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela. Hasta este año trabajó como Director de Relaciones de la Universidad Nacional Abierta.

Germán Alirio Luna

Germán Alirio Luna

Su fina pluma se lee periódicamente en la Revista Sala de Espera donde escribe sobre Música Académica. Actualmente se desempeña como Secretario Adjunto de Deportes de la Junta Directiva Nacional del Colegio Nacional de Periodistas. Recientemente participó como jurado del Premio Municipal de Periodismo “José Chepino Gervasi” 2013, organizado por el Concejo Municipal de Chacao. Además pertenecer al CNP, también forma parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa y de la International Federation of Journalists.