El Sistema tiene ya varios años funcionando en distintas poblaciones de Serbia. No en vano esta nación de los balcanes es conocida mundialmente por ser especialmente musical. Recorrer las calles de cualquiera de sus ciudades es escuchar música en cada rincón. Casi siempre en vivo y de alta calidad


Durante algunos días del mes de abril el director venezolano Gerardo Estrada recorrió algunas de esas ciudades durante un seminario de primavera que culminó con una importante conquista para los jóvenes músicos de El Sistema en Serbia: La primera presentación de la orquesta y coro nacional infantil en el prestigioso teatro Kolarac de Belgrado.

El camino a la capital Serbia (y antigua capital de Yugoslavia) llevó a Estrada a reunirse con los jóvenes de distintos núcleos en poblaciones como Jagodina y Paracin para reunir finalmente a todos durante 3 intensos días en Vranje, ciudad ubicada al sur de Serbia.

Coro y Orquesta se unieron para interpretar obras variadas de compositores universales, serbios y música de distintos países del mundo en un seminario donde reinó la emoción y la pasión por la música que se respiraba en cada minuto de ensayo.

Mas de 140 niños y jóvenes actuaron el 23 de abril en el Palacio Militar de Vranje como cierre del seminario y preparación final antes del gran debut en Belgrado.

El 25, finalmente, fue el día mas esperado donde los niños serbios bajo la batuta de Gerardo Estrada mostrarían en el escenario históricamente mas significativo de su país el enorme talento que poseen y como lo van desarrollando siguiendo el modelo venezolano de El Sistema.

En un ameno concierto lleno de gratas sorpresas los niños fueron tomando confianza y creciéndose en el escenario hasta terminar arrancando interminables ovaciones del público presente en el Teatro Kolarac.

Sorprendidos y emocionados hasta las lágrimas, los jóvenes intérpretes cumplieron un sueño que se vislumbra como un paso muy importante en el prometedor camino que depara la musica a El Sistema en Serbia.

La realización del seminario, los conciertos y la presencia de Gerardo Estrada en Serbia fue posible gracias al apoyo de la Embajada de Venezuela en Belgrado, Music Art Project, el Gobierno de Serbia, La Unión Europea y otras instituciones que constituyeron una inconmesurable ayuda para llevar adelante este proyecto.