EFE | Se trata de Franz Welser-Möst, un reconocido músico. Se desplomó tras el primer acto de una obra de Wagner y tuvieron que internarlo de urgencia.

Franz Welser-Möst

Se desplomó a la vista de todos. El director de orquesta austríaco Franz Welser-Möst, de 52 años, sufrió un ataque de lumbago y un colapso cardiovascular cuando dirigía la obra wagneriana “Parsifal” en la Ópera Estatal de Viena y tuvo que ser internado de urgencia

Según informó hoy el teatro en un comunicado, el incidente tuvo lugar en la noche del domingo al lunes, cuando, “durante el primer acto (de la ópera “Parsifal”), el director sufrió un ataque de lumbago y los dolores provocaron que tuviera un colapso cardiovascular en la primera pausa de la obra”.

El maestro, quien dirigió el célebre Concierto de Año Nuevo de la Filarmónica de Viena el pasado 1 de enero y es, además, director titular de la Cleveland Orchestra, fue transportado al Hospital Clínico de Viena donde permaneció unas horas.

Según la agencia austríaca APA, salió del hospital en la misma noche y ahora deberá someterse a una fisioterapia.

Desde el pasado miércoles, Welser-Möst, un apasionado del alpinismo, ha dirigido cuatro óperas en la capital austríaca.

En “Parsifal” fue sustituido por el correpetidor James Pearson, quien concluyó la interpretación de la ópera de Richard Wagner.

Mañana, Dennis Russel Davies dirigirá en lugar de Welser-Möst la ópera “Wozzeck” de Alban Berg, anunció la Ópera de Viena, mientras este maestro de la música clásica se recupera.