El venezolano Gustavo Dudamel es voceado como posible sucesor de Sir Simon Rattle en la prestigiosa orquesta alemana

Vía: elcomercio.pe/

La Filarmónica de Berlín, una de las orquestas más prestigiosas del mundo, anunció hoy que el 11 de mayo elegirá al sucesor del británico Sir Simon Rattle como nuevo director jefe, uno de los grandes interrogantes en la actualidad de la música clásica.

Los 124 músicos fijos de la orquesta votarán primero en estricto secreto a su director deseado en un procedimiento “acaso único a nivel mundial”, señaló hoy el jefe de la junta directiva de la Philharmonie, Peter Riegelbauer.

El voto servirá para elaborar una lista reducida de candidatos, entre los que se designará al definitivo en la asamblea general de la orquesta el 11 de mayo. “En este momento cualquier director de cualquier parte del mundo puede ser votado”, señaló Riegelbauer.

Rattle, de 60 años, anunció su salida para mediados de 2018, abriendo meses de especulaciones sobre su posible sucesor en uno de los cargos más prestigiosos del mundo de la música.

El británico llegó a la Philharmonie en septiembre de 2002 como sucesor del italiano Claudio Abbado y se sumó así a una lista de legendarios directores que estuvieron al frente de la orquesta, como Herbert von Karajan, Wilhelm Furtwängler o Hans Guido von Bülow.

Entre los candidatos más posibles para suceder a Rattle figura el venezolano Gustavo Dudamel, actual director de la Filarmónica de Los Angeles con un contrato que termina precisamente en 2018 y frecuente invitado de la orquesta berlinesa.

Otros nombres que suenan en el ambiente de la música clásica son el alemán Christian Thielemann, el argentino-israelí Daniel Barenboim o el letón Andris Nelsons, también habituales en la temporada de la Philharmonie.

Riegelbauer apostó por la discreción. “Cuando se barajan tantos nombres se puede perjudicar a buenos amigos, directores invitados que quisiéramos seguir viendo en un futuro en el púlpito”.

El directivo aclaró que ni siquiera los posibles candidatos serán sondeados antes de la elección para ver si estarían dispuestos a aceptar el cargo. Sólo se avisará por teléfono al designado una vez que la orquesta haya tomado la decisión.

En caso de que el elegido no acepte, los músicos tendrán que discutir cómo seguir adelante con la elección. Aunque nadie espera un “no” a la Filarmónica berlinesa. “Tenemos confianza, por experiencia”, dijo Riegelbauer. “Todo saldrá bien”. (DPA)