EFE | viernes 30 de agosto de 2013

El Festival de Salzburgo ha tenido este año la mayor afluencia de público de su historia, con 286.301 espectadores, cuando quedan aún tres días de actuaciones, que han dejado en taquilla más de 29 millones de euros (38,5 millones de dólares).

El Sistema • National Children's Symphony Orchestra of Venezuela: Simon Rattle, National Children's Symphony Orchestra of Venezuelal © Silvia Lelli

Los datos de este nuevo récord de asistencia e ingresos fueron hechos públicos hoy por la dirección del Festival, cuya edición número 93 ha estado protagonizada en gran parte por los niños y jóvenes de El Sistema de orquestas y coros de Venezuela.

La presidente del Festival, Helga Rabl-Stadler, destacó que las cifras de ingresos han superado incluso a la de 2006, cuando se celebró el 250 aniversario del nacimiento en Salzburgo de Wolfgang Amadeus Mozart.

“El informe de taquilla es el único medidor auténtico del éxito. No se trata de opiniones, sino de hechos”, aseguró hoy Rabl-Stadler en una rueda de prensa.

El director artístico del prestigioso certamen, Alexander Pereira, destacó por su parte que desde que asumió su cargo, en 2012, el Festival de Salzburgo ha ganado 68.000 espectadores.

“Eso prueba que hemos hecho muchas cosas bien. Hay claramente un ansia y una necesidad hacia nuestro programa”, destacó Pereira, que el próximo año abandonará la dirección del Festival de Salzburgo.

Aparte de los miles de espectadores que acudieron a las representaciones en vivo, otras 75.000 personas pudieron disfrutar en directo y gratuitamente de 39 funciones emitidas mediante una pantalla gigante.

Durante sus seis semanas de duración, en Salzburgo se han visto este año 280 representaciones de ópera, conciertos y funciones de teatro sobre 14 escenarios.

Entre el público se contaron visitantes de 73 países, casi la mitad de ellos no europeos y la ocupación de localidades alcanzó el 93 por ciento.