Vía: El Universal
El pianista venezolano José Vaisman Sandino fue otro de los músicos que dejó este plano en el día de ayer viernes 18 de marzo.

Sus cenizas serán llevadas hoy sábado 19 de marzo, día de su onomástico, a la Iglesia de la Chiquinquirá, en la avenida Andrés Bello de Caracas.

La noticia del deceso de Vaisman se conoció a través de las redes sociales, por parte de sus colegas músicos, como Isabel Palacios y Rubén Cedeño, entre otros.

Al parecer, refiere Cedeño en su muro de Facebook, a Vaisman lo encontraron meditando en su casa: “Bueno, el Vaisman se nos fue meditando, lo encontraron meditando en su silla de meditación, asunto que me alivia y satisface, no falló, hizo lo correcto en el último momento de su encarnación, eso quiere decir que hizo su tránsito de la mejor manera, eso me tranquiliza y me da paz por él”.

Vaisman nació en Caracas el 23 de julio de 1950.

Su amiga y hermana musical, Isabel Palacios, refiere lo siguiente, igualmente en su muro de Facebook: “¿Cómo conocí a Cheo? En la escuela Juan Manuel Olivares. ¿Cuándo? hace mucho, más de cincuenta años ¿Por qué? Pues porque éramos polos atraídos irremediabemente, y qué hicimos, nos hicimos hermanos: no paramos de estar juntos, de hablar, de reír, de oír música, y de soñar con lo que seríamos de “grandes”… Subía diariamente a mi casa y para mi sorpresa, porque no tenía ni medio, me regaló mi primera Nozze di Fígaro con la más bella dedicatoria “In the birthday of the Infanta” porque así me llamaba”.

Vaisman fue director musical del Teatro Teresa Carreño. Fue pianista repertorista, solista, así como clavecinista. Muchos de los bajos continuos interpretados al clave durante las temporadas de ópera del Teresa Carreño fueron hechos por Vaisman. Igualmente, fue pianista asistente de la mayoría de los directores de orquesta en el país. Igualmente fue maestro de pianistas y considerado uno de los artistas más cultos y refinados del país.