El reconocido bandoneonista y director de orquesta Leopoldo Federico, una de las máximas figuras del tango argentino, falleció este domingo a los 87 años de edad en Buenos Aires, informó la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI) en un comunicado.

Federico, quien presidía la AADI, murió de madrugada en el sanatorio de la capital argentina donde se encontraba internado por complicaciones en su salud.

El aclamado músico, que se estrenó con el bandoneón en público de adolescente, brilló en su juventud junto a los artistas Julio Sosa, Mariano Mores y Ástor Piazzolla y a partir de 1958 fundó su propia orquesta.

Entre sus obras más destacadas como compositor se encuentran Que me juzgue Dios, Cabulero y Al galope.

Además, Federico fue uno de los músicos convocados en el documental “El café de los maestros”, dirigido por Miguel Kohan y con Óscar Gustavo Santaolalla como coguionista, que fue exhibido en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 2008.

A lo largo de su carrera musical recibió numerosas distinciones, entre las que destacan el Gardel a su trayectoria y dos Grammy latinos.

También fue declarado ciudadano ilustre de Buenos Aires en 2002.