Vía: ABC.ES

El italiano ha fallecido esta mañana en Bolonia a los 80 años tras una larga enfermedad, según han informado fuentes familiares

Claudio Abbado

Claudio Abbado

El director de orquesta italiano Claudio Abbado ha fallecido esta mañana en Bolonia a los 80 años tras una larga enfermedad, según han informado a AFP fuentes cercanas a su familia.

Director musical durante años de la Filarmónica de Berlín y de los prestigiosos Teatros de La Scala de Milán o la Staatsoper de Viena, Abbado fue nombrado senador vitalicio de Italia el pasado 30 de agosto y decidió destinar su sueldo a la Escuela de Música de la pequeña localidad de Fiesole (centro), en su último gesto para promocionar la música clásica.

Descendiente de una familia de músicos (su padre era violinista y profesor de conservatorio y su madre pianista), Claudio Abbado (1933-2014) estudió piano en el Conservatorio de Milán con su padre Michelangelo Abbado y con Carlo Maria Giulini.

Abbado debutó como director en 1958 en Trieste, para pasar después al Teatro de la Scala de Milán, dónde fue director de 1968 a 1986, cargo que mantuvo junto con la dirección de la Orquesta Sinfónica de Londres, de 1979 a 1989, y de la Ópera del Estado de Viena de 1986 a 1991. En la Scala fundó la Orchestra della Scala para programar conciertos permitiendo el acceso al gran coliseo milanés a un público totalmente nuevo, gracias a una política de entradas especialmente baratas.

El director «revolucionario»

En 1989 sustituyó al desaparecido Herbert von Karajan en la dirección de la Filarmónica de Berlín, de la que se despidió como director en 2002. En Italia se le conoce como el director «revolucionario» por sus proyectos para llevar la música clásica a las cárceles o en los pediátricos de los hospitales, al considerar que «la educación musical es, en realidad, la educación del hombre».

Para Abbado, la educación musical era «la educación del hombre»

A lo largo de su larga carrera musical, Abbado recibió numerosos premios y reconocimientos, como la Legión de Honor de Francia o la Gran Cruz de Italia. El maestro italiano, que cumpliría 81 años el próximo verano, provocaba reverencias allá por donde iba. Venerado por sus interpretaciones de Mahler, cada verano se le podía ver dirigiendo en el Festival de Lucerna.

El maestro milanés siempre demostró un compromiso con los músicos jóvenes, a través de la creación de formaciones como la Joven Orquesta Europea o la Orquesta Juvenil Gustav Mahler. También fue de los primeros en apoyar el Sistema de Orquestas de Venezuela, fundado por José Antonio Abreu, y en apadrinar a Gustavo Dudamel.