Esther Abrami es una violinista que además de su extraordinario talento musical ha sabido aprovechar muy bien sus habilidades para usar las redes sociales, promocionando todos los aspectos de su apretada agenda artística, dentro y fuera del escenario, amén de su carisma y su belleza. Esta joven francesa la ha dado un balance adecuado a sus distintas facetas, logrando que la música siempre vaya adelante. Lo bueno es que ahora se está acercando a Latinoamérica y hace poco tocó en Ciudad Juárez, México.


Por Roberto Carlos Palmitesta | @RPalmitesta

 

“La orquesta es muy buena, excelente, además se portaron muy amigables conmigo y trabajamos muy bien en equipo, pendientes uno de los otros, la audiencia muy cálida, me hizo sentir un sentimiento muy bonito y luego fue emocionante la ovación de pie”, expresó Esther Abrami.

El 9 de junio, La joven tocó como solista de la Orquesta de Cámara del INFAO, bajo la batuta de Aarón Del Castillo, interpretando el hermoso Concierto N 5 para violín de Mozart, conocido como “Concierto Turco”. El escenario fue el Centro Cultural Ernesto Ochoa Guillemard de Ciudad Juárez. El público mexicano quedó fascinado con la interpretación de la joven, regalándole una prolongada ovación y ojalá que esta escena se repita pero en Venezuela.

Ojalá que la podamos ver más a menudo en Latinoamérica, pero lo más interesante es que comenzó a colaborar con el venezolano Yefren Carrero en París, con los niños del programa Passeurs D’Art que replica El Sistema venezolano en Francia. La joven, tras su primera experiencia con dicha institución expresó en su cuenta de Instagram:

“Pasé un día realmente maravilloso en París haciendo y compartiendo música con niños de la asociación Passeurs D’Arts. Siguiendo el modelo de El Sistema de Venezuela, este programa brinda educación en música clásica a niños de comunidades de bajos ingresos. Proporciona instrumentos gratuitos, entrenamiento musical y apoyo académico. ¿La gran idea? Hacer que estos niños sepan que todo es posible para ellos también. ¡Estoy muy contenta de poder trabajar y apoyar esta increíble iniciativa y no puedo esperar para compartir más de lo que hemos hecho y estamos a punto de hacer juntos”.

Esther Abrami ha manifestado su interés por venir a Venezuela a tocar con las orquestas y a trabajar con los niños de El Sistema, solo esperemos que las cosas cambien para que se presente la oportunidad de disfrutar de la música de las jóvenes violinistas más talentosas y reconocidas del momento.