Vía: www.espanol.rfi.fr | Por Jordi Batallé

La Orquesta Pasdeloup de París, acaba de abrir su temporada en la que celebra sus ciento cincuenta años de existencia, fiel a la tradición que estableciera su fundador, Jules Pasdeloup en 1861 de ofrecer Conciertos populares con los que recorrió toda Francia. Si su misión era poner la música clásica al alcance de todo el mundo, esto no le impidió dar importancia a la música de su tiempo, contando en su haber estrenos de jóvenes compositores, en aquella época, como Darius Milhaud, Camille Saint-Saëns o Maurice Ravel.

Siguiendo con esta línea Marianne Rivière la presidenta de la orquesta, ha querido subrayar la importancia de la música contemporánea en esta temporada tan simbólica ofreciendo una residencia al compositor franco-argentino Esteban Benzecry, hoy en día uno de los compositores mas destacados del contiéndete latinoamericano.

Esteban Benzecry nace en Lisboa en 1970 (de padres argentinos) pero de niño se traslada a Argentina. Vive en Francia desde 1997 y obtiene la nacionalidad francesa en 2011.

En Francia realiza estudios de composición en el Conservatorio de París con Jacques Charpentier y Paul Méfano. También realiza cursos de música electroacústica con Luis Naón y Laurent Cuniot. En Argentina, paralelamente a sus estudios de Bellas Artes en la Universidad Prilidiano Pueyrredón, estudia composición con Sergio Hualpa y Haydée Gerardi.

Autor de tres sinfonías (su primera sinfonía “El compendio de la vida”, escrita en 1993, está inspirada en cuatro pinturas de su autoría), de varias obras sinfónicas y de cámara. Sus obras más recientes intentan una fusión entre los ritmos y raíces latinoamericanas que toma como fuente de inspiración y las diferentes corrientes estéticas de la música contemporánea europea, creando así un lenguaje personal, un folclore imaginario.