Angelo Pagliuca ingresa a la directiva del Teatro Teresa Carreño

ÁNGEL RICARDO GÓMEZ |  EL UNIVERSAL

Gran hermetismo hay en el Teatro Teresa Carreño desde diciembre cuando fue ocupado por una junta interventora presidida por Gustavo Arreaza. Sin embargo, algunos datos se escapan como el del nombramiento del maestro Angelo Pagliuca como director musical del complejo cultural.

Ángelo Pagliuca

Ángelo Pagliuca

Al ser consultado vía telefónica el músico lo confirma y habla a vuelo rasante sobre lo que trae en mente. “Estamos esperando que terminen todos los trabajos que se están haciendo en la sala Ríos Reyna pero mientras tanto, en la José Félix Ribas estamos haciendo la programación ya que se acerca el 19 de abril que es el aniversario del teatro. Después de Semana Santa, del 21 al 30 de abril, todas las noches habrá una presentación de las orquestas sinfónicas que siempre han colaborado, por ejemplo, la Sinfónica de Venezuela, la Simón Bolívar del Sistema, la Municipal, la Típica, la Gran Mariscal, un concierto de Cecilia Todd, en fin, una serie de programaciones que se darán en la semana del Teresa Carreño”, adelanta.

Pagliuca, de origen italiano con más de 50 años en el país, informó que el plan es reactivar las producciones propias del teatro con ópera (con títulos como Carmen y Aída), ballet (Don Quijote, Romeo y Julieta, Cascanueces) y musicales como uno sobre la vida de Alí Primera, titulado Me lo dijo Alí, que ya inició sus ensayos en Barinas.

El músico dejó escapar uno de los cambios de la junta interventora: “Aquí había una coordinación musical, ahora se volvió a como era anteriormente, que el director participa en lo que es la programación de las dos salas”.

Prefiere no hacer críticas a gestiones anteriores. “Yo he trabajado con todo el mundo acá, no podría decirle. Hay que esperar para ver cuál será la nueva forma, cuál es la intención de esta junta, pero yo creo que todo va a ser basado en lo de siempre, pero con un poco más de organización y nuevas ideas”.

Pagliuca está halagado por el nombramiento. “He estado cerca del Teresa Carreño desde que se fundó, tocaba en la Orquesta Sinfónica de Venezuela, fueron 30 años metido en el teatro, y de la noche a la mañana me llega la sorpresa y me siento realmente feliz. Ojalá que toda esa felicidad se devuelva en la realidad”, confiesa el maestro.

Angelo Pagliuca dice que se dedica a lo que por tantos años aprendió. “La responsabilidad es grande, uno la toma con alegría. Todos los obstáculos hay que superarlos, sin ofender, ayudando, y dejando cantar a todo el que sabe cantar, usted me entiende, que todo el mundo tiene derecho a cantar en el teatro, eso sí, que sepa cantar”.