La firma de esta alianza educativa entre El Sistema y la Longy School fue liderada por el maestro José Antonio Abreu, director fundador; Eduardo Méndez, director ejecutivo de El Sistema; la presidenta de la Longy School, Karen Zorn; y el presidente y director de la Universidad de Bard, Leon Botstein, quien además es calificado como uno de los directores de orquesta más aclamados en EEUU.

La firma del acuerdo educativo entre El Sistema y la Longy School of Music fue liderada por el maestro José Antonio Abreu, director fundador; Eduardo Méndez, director ejecutivo de El Sistema; la presidenta de la Longy School, Karen Zorn.

La firma del acuerdo educativo entre El Sistema y la Longy School of Music fue liderada por el maestro José Antonio Abreu, director fundador; Eduardo Méndez, director ejecutivo de El Sistema; la presidenta de la Longy School, Karen Zorn.

Esta alianza entre El Sistema y la Longy School busca intercambiar capacitación docente e implementar la visión social de la música y todas las artes.

Esta alianza entre El Sistema y la Longy School busca intercambiar capacitación docente e implementar la visión social de la música y todas las artes.

Este encuentro de cooperación cerró con un concierto formidable en la Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música, que robó los aplausos del público asistente por la magnífica conducción y ejecución de la Sinfonía nº.7 “Leningrado”, de Dmitri Shostakóvich, a cargo de la Sinfónica Juvenil de Caracas, bajo la batuta de Botstein.El maestro Abreu expresó que una de las prioridades de este convenio es la formación de profesores, tanto para la educación en iniciación musical como para la enseñanza de la alta teoría musical. Manifestó además su deseo de que el proceso social, educativo y musical que se ha desarrollado en Venezuela, florezca también en Estados Unidos:

Es necesario crear becas para que los niños pobres estudien música, que los profesores vayan a los barrios y que en estos, las asociaciones civiles ofrezcan espacios para la enseñanza. En Estados Unidos se puede cumplir esta misión divulgando la idea social, estimulando las escuelas de música, abriendo las puertas de los conservatorios para que los muchachos de baja clase media, sobre todo, puedan tener acceso a ellos

Por su parte, Karen Zorn, presidenta de la escuela de música, aseguró que en la búsqueda de esa visión fue que llegaron a El Sistema, y en honor al acuerdo y como símbolo de amistad, obsequió una viola construida en Boston en 1897, única en su haber porque fueron muy pocas las confeccionadas en su momento.

Asimismo, el maestro Botstein no dudó en afirmar:

Lo que más gusta de Latinoamérica es su gente, los latinos, y el mejor ejemplo de lo que la influencia positiva de Latinoamérica, y específicamente de Venezuela, puede hacer en otros países, es El Sistema, porque es una institución que transciende los pueblos, las ciudades, y ha demostrado que la música impulsa el mejoramiento de los individuos y sus generaciones

El director sueco Botstein, quien volverá en septiembre para dirigir nuevamente en escenarios venezolanos, extendió invitación al maestro Abreu y El Sistema de Orquestas a participar en uno de los festivales internacionales más famosos de Boston y que cada año se enfoca en un compositor en particular, se planteó la posibilidad de que fuese el compositor mexicano Carlos Chávez.

Anita Walker, representante del Gobernador de Massachusetts, hizo entrega al maestro Abreu de una carta del representante gubernamental y una copia de la Proclama del Mes de la Música Juvenil en esta región estadounidense, que fue declarada en honor a El Sistema y las iniciativas inspiradas en esta institución.

Este es un logro más que se suma a la integración y el intercambio entre las naciones, que ha emprendido El Sistema y que ha llevado el impulso musical a otras latitudes, reafirmado de este manera el lema del 38 aniversario que reza: Los niños y jóvenes triunfan con la música.