Vía: laverdad.com | Por Silanny Pulgar

El proyecto impulsado por el Maestro Abreu tomó carácter legal un día como hoy, hace 40 años. El método de educación musical venezolano se ha extendido a 35 países del mundo

José Antonio Abreu demostró que cuando se sueña en grande cualquier cosa es posible. Gracias a su espíritu visionario y a su amor por el país, hoy cientos de miles de niños conocen la bondad de la música y el mundo disfruta de una de las más grandes creaciones sociales que puede existir: el Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, que este mes celebra 40 años.
Miles de historias se han desarrollado desde 1975, cuando Frank Di Polo, Ulyses Ascanio, Sofía Mühlbauer, Carlos Villamizar, Jesús Alfonso, Edgar Aponte, Florentino Mendoza, Carlos Lovera, Lucero Cáceres y José Antonio Abreu comenzaron a hacer realidad la idea de formar una orquesta juvenil. El proyecto les permitía llevar a cabo prácticas en conjunto y expandir sus conocimientos por todo el país. Fue así como el 12 de febrero de ese año el grupo tomó carácter legal y realizó su primer gran ensayo.

Cambiando vidas
Pedro Moya, coordinador académico en el Zulia del Sistema de Orquestas, dijo que se siente orgulloso de ser parte de lo que denominó una gran familia. Se inició a los nueve años en el nicho de La Rinconada en Caracas. “Me enamoré de la música. El ambiente que vivía de pequeño en el núcleo era hermoso. Vengo de una familia humilde y nunca tuvimos que pagar por nada allí. Nos daban los instrumentos y los profesores trabajaban con una mística increíble. Había carencias, pero el maestro (Abreu) nos enseñó a seguir adelante. Gracias a esa mística el Sistema hoy en día es enorme, tanto que se pierde de vista”.

El artista y profesor de violín desde los 15 años es uno de los que trabaja en el Zulia junto con el maestro Rubén Cova, director musical, para darles a los niños y jóvenes pertenecientes al Sistema el método de educación que ha ganado terreno en otros 35 países del mundo.
La primera agrupación perteneciente al Sistema fue la Orquesta Sinfónica Nacional Juvenil de Venezuela Juan José Landaeta, la cual debutó oficialmente el 30 de abril de 1975 en la sede de la Cancillería en Caracas. En 1978 cambió su nombre y pasó a llamarse Orquesta de la Juventud Venezolana Simón Bolívar, conocida en la actualidad como Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela. Entre los reconocimientos que ha obtenido se encuentra el Premio Internacional de Música de la Unesco en 1993.

Para celebrar
Las diferentes orquestas pertenecientes al Sistema preparan conciertos durante todo este mes para celebrar su 40.º aniversario. El pasado fin de semana realizaron en Caracas dos encuentros en los que participaron mil 500 músicos y que estuvo dirigido por Gustavo Dudamel. Parte del programa estuvo compuesto por la Glosa sinfónica margariteña para orquesta, la Cantata criolla, de Antonio Estévez, y la Oda a la alegría de la Novena sinfonía en re menor, de Ludwig van Beethoven.

Hasta diciembre de 2014 el número de integrantes del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela aumentó de 400 mil a 623 mil.
75 % de las niñas, niños y adolescentes que atiende el Sistema viven por debajo del índice de pobreza. El Sistema estima aumentar para el año 2019 a un millón 200 mil niños en los 22 estados del país.

El Sistema en el mundo
Argentina

Fundación Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Argentina (Soijar) genera oportunidades de inclusión para más de seis mil niños y jóvenes en las 23 provincias de ese país. Beneficia a unas 20 mil personas a través de asesorías y capacitaciones y apoya un plantel de 300 docentes e instrumentistas.

Perú
Sinfonía por el Perú se inició en 2011 y cuenta con 13 núcleos, una escuela taller de lutería, una Orquesta Sinfónica Juvenil y una Orquesta Infantil. Está conformada por 160 niños.

Chile
Fundación Orquesta Juvenil e Infantil de Chile (FOJI) se creó en 2001. Cada año participan 12 mil niños y jóvenes en orquestas y un millón de personas asisten a cerca de tres mil conciertos ofrecidos por orquestas juveniles e infantiles en 190 comunas del país. Cuenta con 17 orquestas regionales.

Brasil
Fundado en 2007 por Ricardo Castro, Neojiba es un programa apoyado por el Gobierno de Bahia y el Teatro Castro Alves y gestionado por el Instituto Ação Social Pela Música. Cuenta con un núcleo de gestión y Formación Profesional con 90 músicos y la integran poco más de mil niños.

Uruguay
Fundada en 1996, la Fundación Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles del Uruguay dirige nueve núcleos, ubicados en zonas estratégicas de diferentes barrios. Más de 900 niños y jóvenes tienen la posibilidad de aprender música integrando una orquesta.

Colombia
Creada en 1991, la Fundación Batuta beneficia a 40 mil niños y jóvenes en 95 municipios y ciudades. La mitad de ellos vive en zonas de conflicto armado. Esta fundación también está participando en la creación de los Centros de Enseñanza Fronterizos entre Colombia y Venezuela.

España
La Fundación para la Acción Social por la Música se inició en 2013 y está generando transformaciones significativas en la vida de más de 150 niños que se encontraban en riesgo de exclusión social, entre otras problemáticas. María Guerrero, presidenta de dicha fundación, dijo que la actuación en Madrid de la Sinfónica Simón Bolívar y el maestro Gustavo Dudamel “ha causado una gran emoción y estímulo a los alumnos del programa”.

Estados Unidos
En los Estados Unidos está presente el Sistema de Orquestas en Los Ángeles, Carolina del Norte, Nueva Inglaterra y Washington. Unos mil 200 alumnos forman parte del programa.

Frases
“Cuando a un niño que vive en un barrio rodeado de miseria le entregas un instrumento, le estás dando un arma. Es lo único que tiene, lo que le va a permitir abrirse paso, y se aferra a él como un náufrago. Es su tabla de salvación. Con lo que hace, el niño adquiere su propia identidad. Lo peor de la pobreza no es carecer de nada: es no ser nadie. En la orquesta son alguien”. José Antonio Abreu. El País de España (2007)

“Conocí al maestro Abreu en México con la Orquesta Nacional Infantil tocando el Danzón N° 2. Para nosotros fue un momento importantísimo escuchar a esos chiquillos en México tocando de esa manera. Definitivamente El Sistema ha cambiado nuestra manera de escuchar la música. La sentimos mucho más como parte de nuestro cuerpo; nos hace vibrar, bailar. Los músicos venezolanos pueden bailar a Bach, a Bernstein o cualquier música popular. Han cambiado la manera de hacer música y los compositores lo agradecemos”. Arturo Márquez. Compositor mexicano

“Lo novedoso de este proyecto es la inclusión de todos. Todo el que quiere entrar tiene un hueco. Con solo pedirlo, vale. Se les había negado el acceso a la educación cultural, a la formación artística y a la sensibilidad, que no tiene nada que ver con la intelectual y que es tan importante como esta. Por lo menos una orquesta en cada ciudad, en cada localidad. ¿Se imagina lo que es eso? La armonía de todo un pueblo”. Claudio Abbado. Director de orquesta italiano

“Desde mi corazón quiero felicitar al maestro José Antonio Abreu por la gran idea que tuvo hace 40 años de crear El Sistema y todas sus orquestas juveniles e infantiles. No necesito reafirmar lo que todo el mundo ya sabe: este programa es tan maravilloso que se ha expandido por todo el mundo y hasta en Polonia estamos tratando de copiarlo. De manera que estoy muy feliz de escuchar de nuevo aquí en Londres a la Sinfónica Simón Bolívar, con Gustavo Dudamel al frente”. Krzysztof Penderecki. Compositor polaco