Los 169 músicos venezolanos cerraron su cuarta gira internacional con una meta alcanzada: dejar en alto, nuevamente, el nombre de Venezuela. Además de Toulouse y Londres, en donde se habían presentado en años anteriores, la orquesta del maestro Christian Vásquez conquistó por primera vez los aplausos del público de Estocolmo, Múnich, Lisboa y Estambul como parte de la Gira SJTCV Europa 2014. Los músicos también intercambiaron experiencias con los modelos europeos inspirados en el programa fundado del maestro José Antonio Abreu
SJTCV cierre 2
Prensa FundaMusical Bolívar

Cuatro ciudades europeas los escucharon por primera vez. Los espectadores se levantaron de sus asientos y aplaudieron durante varios minutos a los 169 músicos de la Sinfónica Juvenil Teresa Carreño de Venezuela (SJTCV). Reconocieron, con gritos de “Bravo”, al maestro Christian Vásquez. Los teatros de Estocolmo, Múnich, Lisboa y Estambul fueron las nuevas plazas en las que se presentó la orquesta venezolana.

El Sistema afianza sus nexos sociales y musicales con seis ciudades europeas

El Sistema afianza sus nexos sociales y musicales con seis ciudades europeas

El Sistema afianza sus nexos sociales y musicales con seis ciudades europeas

El Sistema afianza sus nexos sociales y musicales con seis ciudades europeas


La interpretación de un riguroso y exigente programa académico, que incluía obras compuestas por el francés Hector Berlioz; el español Manuel de Falla, el alemán Richard Strauss, y los rusos Igor Stravinski, Nikolái Rimski‑Kórsakov y Piotr Ilych Tchaikovsky, se tradujeron en una lluvia de de aplausos y buenos comentarios que reafirmaron su crecimiento musical. Así lo aseguraron personalidades como Stefan Forsberg, presidente del Konserthus: “Estoy sorprendido con la Teresa Carreño. Podemos ver cómo el público que está en la sala literalmente está “volando” con la interpretación de esta agrupación… y son tan jóvenes”.

El periodista Serge Chauzy, del portal Classic Toulouse, de Francia, afirmó: “Lo que vivimos en este concierto de la Teresa Carreño es algo único, como esos raros momentos del arte que ocurren cada cierto tiempo. Escuché esta orquesta hace dos años, cuando se presentaron por primera vez en Toulouse. Con las orquestas de El Sistema no se puede predecir nada. Cada una se convierte en una sorpresa mejor que la otra. Lo que escuché es fantástico”, dijo.

La agrupación venezolana no sólo se destacó por sus conciertos, sino por la labor pedagógica que hizo en las jornadas educativas con niños que estudian música inspirados en el modelo del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Estudiantes del núcleo de Söderstalje, uno de los 30 que funcionan en Suecia, presenciaron el concierto que ofrecieron los jóvenes venezolanos en Estocolmo, el pasado 25 de mayo. “Comenzamos a amar a El Sistema porque está enfocado en los niños y logró el milagro de que los europeos dejaran de mirarse a sí mismos”, señaló Malin Aghed, coordinadora de operaciones de El Sistema en Suecia.

En Lisboa, 80 niños y jóvenes de la Orquesta Geração, que pertenecen a El Sistema Portugal, en donde funcionan 13 núcleos, se sumaron a 80 músicos de la SJTCV en el Gran Auditorio de la Fundaçao Calouste Gulbenkian para convertirse en una sola orquesta, dirigida por el maestro Christian Vásquez, y el profesor Juan Carlos Maggiorani. Lo mismo ocurrió en Londres. 100 de los más de cuatro mil integrantes de El Sistema England se reunieron en un mismo escenario con los músicos venezolanos.

En Estambul, ciudad en la que también se presentaron por primera vez, El Sistema firmó un acuerdo de cooperación con la organización Peace of Music, de Turquía, que busca intercambiar información y apoyo técnica en pro del beneficio de los niños y jóvenes de ambos países.

La Gira SJTCV 2014 supuso un reto para los 169 músicos venezolanos y para su director Christian Vásquez. Más allá del debut en cuatro ciudades europeas, y el retorno a otras dos, los niños y jóvenes de la orquesta compartieron con chicos de otras nacionalidades que, como ellos, la música los ha hecho mejores seres humanos. Atril con atril, El Sistema fue uno solo en Estocolmo, Múnich, Lisboa, Toulouse, Londres y Estambul.

La Teresa Carreño retorna a Venezuela para seguir con sus actividades académicas y musicales en el Centro Nacional de Acción Social por la Música, sede del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.