Vía: La información.com

La Fundación Acción Social por la Música lleva a España “El sistema”, un modelo de orquestas infantiles creado por el compositor venezolano José Antonio Abreu, ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2008, que pretende alejar de la violencia a niños en riesgo de exclusión social.

José Antonio Abreu“Nuestro propósito es transformar las vidas de los pequeños, transmitirles amor hacia ellos y también hacia la música”, declaró a Efe María Guerrero, presidenta de la Fundación Acción Social por la Música que ha llevado a Madrid ese proyecto desde Venezuela.

El Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela, institución creada por Abreu, revolucionó el sistema educativo hace 30 años y aún hoy permanece como un modelo innovador que recuerda que tocar un instrumento de música clásica no es solo de “genios” o de “ricos”.

Un paradigma educativo basado en los acordes y dedicado a niños entre seis y doce años que viven en casas de acogida o cuya relación familiar es complicada. “También trabajamos con las familias de los niños, les hacemos partícipes de su aprendizaje y así se estrecha la relación”, continuó Guerrero.

“Al tocar todos juntos en una orquesta les enseñamos que entre todos son capaces de crear algo más hermoso que la suma de las partes”, declaró la presidenta, quien destacó que su propósito no es convertirse en una “cantera de orquestas” sino ayudar a los alumnos a comunicarse.

Además, Guerrero lamentó que en España se haya roto “el sueño de que los hijos vivieran mejor que los adultos”, y señaló que la mitad de los jóvenes estudiantes aún no tienen auténticos instrumentos con los que practicar, por lo que anima a los ciudadanos, entidades económicas y empresas interesadas a que colaboren en un banco creado por la Fundación.

Esta iniciativa se presentó hoy en el colegio Fernando el Católico de Madrid. Un acto en el que participaron también el compositor Fernando Palacios y el director Rubén Fernández, que lideró la formación de una orquesta en ese centro y en el Pío XII de Tetuán.

Asimismo, Palacios ha reflexionado sobre cómo todas las grandes empresas empiezan en un garaje, desde Google a Facebook, y especuló sobre si la “gran revolución musical en España” surgirá a partir de los esfuerzos en sendos colegios de este proyecto, bautizado como “Tocar y luchar”.