NP Caracas.- La maestra Laura Oliveira; músico violista, productora, docente y actual Directora de la Escuela de Música AKA SUENA, academia de artes que cuenta con dos sedes en la ciudad, es una de las más destacadas y reconocidas figuras docentes de la ciudad capital. La escuela que dirige y de la cual es propietaria, ha formado alrededor de 1.500 niños en los pocos años que tiene como casa de estudios y su pasión por la música y las ganas de impartir conocimientos del área, ha servido de motivación para mantenerse activa y trabajando a toda máquina en la formación de las nuevas generaciones de músicos.

La maestra Oliveira trascendió del virtuosismo musical, a la labor social. Esta nueva faceta inició con la integración de la música a través de un plan detallado y estructurado el cual ha llamado ArteSanos y en el que logró vincular el arte con el área de la salud por medio de estrategias que ella diseñó haciendo que la música funja como herramienta terapéutica al servicio de los niños que padecen cáncer. Esta labor incansablemente la ha llevado a cabo en conjunto con fundaciones e instituciones hospitalarias que luchan determinadamente contra esta enfermedad.

La joven Oliveira ha trabajado junto a la Fundación Doctoras y Doctores de la Piñata, Fundación Regalando Sonrisas, el Rincón Infantil San Edmundo, Hospital Oncológico Luis Razetti, Hospital JM de los Ríos, el Hospital Militar y muchos más, creando espacios para fomentar la expresión de emociones y sentimientos a través de la música y actividades artísticas, permitiendo que los participantes drenen niveles de estrés y ansiedad que son generados tras someterse a rigurosos tratamientos médicos, cirugías y demás procedimientos que supone esta condición de salud, mejorando su calidad de vida y haciendo más amigable su tránsito por la enfermedad.

El proyecto ArteSanos ha resultado notable para las instituciones que atienden a niños y niñas con cáncer, generando esto que diversos organismos especializados en el tratamiento para esta enfermedad en Chile, Colombia, Panamá y los Estados Unidos actualmente soliciten que se lleve a cabo en sus instalaciones dichas actividades aportando beneficios a sus pacientes. La posibilidad de que el proyecto creado por Oliveira se expanda por el continente se hace cada vez más palpable.

Así mismo participa activamente en actividades que ha venido desarrollando en conjunto con la “Dirección de Bienestar Social de la Alcaldía de Chacao”. Su labor ha permitido que la estrategia que creó, su plan de integración y asistencia al área de salud, se esté aplicando en otros niveles al beneficiar ahora además a distintas organizaciones sin fines de lucro que atienden, no solo a niños enfermos, sino también a orfanatos. Su creciente influencia en este sentido le ha permitido realizar actividades en conjunto con instituciones como el equipo de béisbol profesional “Los Leones del Caracas”, con el cual desarrolló una experiencia de alto impacto para niños que padecían cáncer y donde propició no solo la integración de la música con estos pacientes, sino que realizó actividades de motivación multinivel en conjunto con famosos peloteros venezolanos, entre los cuales se encontró Bob Abreu.

La maestra Laura Oliveira egresó de la Universidad Central de Venezuela como licenciada en Artes tras elaborar una tesis de grado, la cual resultó distinguida con honores; en ésta desarrolló un plan que contiene una serie de actividades artísticas diseñadas para abrir espacios de expresión donde la creatividad y la libertad para comunicarse a través de las artes y medios alternativos generen momentos de alegría, disfrute y placer en los participantes teniendo esto un fuerte impacto positivo en la calidad de vida de los pacientes.

Oliveira se ha consagrado como violista, formando parte de Fundamusical Simón Bolívar, destacándose por ser ejecutante y  docente del mismo instrumento, llevando siempre adelante la enseñanza a través de métodos que ha creado para educar de forma lúdica y divertida. La maestra Laura es la autora de la guía práctica para la enseñanza del lenguaje musical, dirigido a niños y niñas de cuatro años de edad que se inician en la viola, ConocienDOnos, un divertido encuentro con el lenguaje musical“.