Vía: Trumpetland.com

El protagonista del vídeo se llama Jorge Navalón. Desde hace tiempo sufría, como ves, un serio desorden que le impedía controlar su embocadura, especialmente en el lado derecho.

Jorge solicitó la beca para tratar su distonía con Jordi Albert en México, dentro del programa de investigación sobre las dificultades de aprendizaje de la motricidad experta en la trompeta, llevado a cabo por dicho profesor. Era su último recurso para superar su problema.
Presentó su caso, como decimos, y fue uno de los 3 alumnos admitidos en esta beca.

El día de su llegada a México, hace sólo cinco semanas, a Jorge se le empezó a hacer un estricto trabajo de control de la embocadura que ha durado cuatro semanas. A la quinta, el estudiante comenzó a tocar, y los resultados son sorprendentes, como verás en el vídeo.

Si te ha impresionado, esto es sólo un adelanto de todo el material que hay. Pronto lo publicaremos en Trumpetland, para conocimiento de la comunidad trompetística.

Esto es lo que el propio Jorge nos cuenta:

Antes llegaba a sentir incluso repulsión por la trompeta y por todo lo que tenía que ver con la música. Tocaba a base de forzarme y de hacerme polvo. Ya no sabía si esos gestos que hacía eran voluntarios o involuntarios, el caso es que para poder tocar —sobre todo al cambiar de registro— tenía que hacerlos.

Ahora me siento distinto. Vuelvo a escuchar música, y ya no hay movimientos raros al tocar. El sonido es totalmente distinto, me resuenan más los armónicos.

Aún noto algo en el labio superior izquierdo, muy leve, pero estoy seguro que terminará desapareciendo, porque todo esto lo he conseguido en cuatro semanas y aún me quedan dos meses de estudio con Jordi Albert.”

¡Enhorabuena, Jorge!

Nosotros, desde Trumpetland, estamos fascinados con estos resultados. Es una llamada a la esperanza para todos aquellos músicos que sufren este mal y nadie les ofrece una solución fiable.

Sabemos que quizás no sea posible para todo el mundo dar clases con Jordi Albert, pero al menos sus videolecciones en la Trumpetland School pueden acercarte a su filosofía de trabajo.