El atril estará ocupado este año por el director Daniel Barenboim, conocido por sus esfuerzos para acercar a israelíes y palestinos.

Daniel Barenboim

Daniel Barenboim

Viena.- El concierto de Año Nuevo conmemorará el próximo 1 de enero el primer centenario de la I Guerra Mundial (1914-1918), así como el 150 aniversario del nacimiento del compositor Richard Strauss.

El comienzo de la Gran Guerra será recordado con la interpretación del Vals “Friedenspalmen” (Palmeras de la Paz), de Josef Strauss, en el recital con el que la Orquesta Filarmónica de Viena da la bienvenida al año nuevo.

El atril estará ocupado este año por el director Daniel Barenboim, conocido por sus esfuerzos para acercar a israelíes y palestinos, y que ha querido incluir en el recital de este año ese mensaje de recuerdo a la guerra, informa la radiotelevisión austríaca ORF.

Además, los filarmónicos vieneses recordarán el 150 aniversario de Richard Strauss, con la probable interpretación de “Mondscheinmusik”, según un programa, aún no oficial, que circula por internet.

La edición número 56 del concierto de Año Nuevo tendrá como eje esencial una vez más las marchas, valses y galops de la dinastía Strauss (nada que ver con Richard), especialmente de Johann hijo.

De él sonarán piezas como “Marcha egipcia” o el “Klipp Klapp Galopp”

Además, están previstas piezas de Joseph Hellmesberger y de Joseph Lanner y, por supuesto, el tradicional fin de fiesta con la “Marcha Radetzky”.

La música estará acompañada en la retransmisión por televisión de varias piezas de ballet, tanto previamente grabadas en el Palacio Liechtenstein, como en vivo en el propio Musikverein donde se celebra el concierto.