Llegar a la cúspide nacional y mundialmente casi en los primeros años de su fundación no fue tan difícil, sino mantenerse ahí con la misma calidad hasta el presente día, con la misma denominacióny Dirección Artística que le imprime sucaracterístico vigor y convicción; excepcional homogeneidad en la diversidad de sus contrastantes talentos, espontaneidad y fluidez mágica, versatilidad técnica, artística y dominio escénico.

Bolero ©Fotografía: Roland Streuli

Bolero ©Fotografía: Roland Streuli

Carmen ©Fotografía: Roland Streuli

Carmen ©Fotografía: Roland Streuli

A estas alturas El BALLET NUEVO MUNDO DE CARACAS, junto a Zhandra Rodríguez, ha recorrido tres continentes con un total de 30 países y 200 ciudades, y en renombradas capitales de la danza se lo ha considerado “Ejemplo a seguir”. Dicho como hecho hace 32 años, era de esperarse que el sello del elenco se convirtieraen unamanera de entender la danza y que se haya masificado a tal punto que internacionalmente La Danza casi se parece a un inmenso Nuevo Mundo.Entre los objetivos cumplidos por el BALLET NUEVO MUNDO DE CARACAS, están la formación de coreógrafos, fotógrafos, iluminadores, diseñadores, repertoristas, maestrías de baile y facilitadores para la conformación de los núcleos de danza integral en las Escuelas Bolivarianas, en las Comunas y los Consejos Comunales. También, la compañía ha emprendido un titánico sistema de “Jornadas de Sensibilización” en todo el país y, actualmente, está trabajando en la incorporación de algunos códigos corporales de las artes marciales chinas en su repertorio: WUSHU contemporáneo, el cual será la  herramienta principal del esperado estreno mundial “GUERRAMPÁ” en Octubre 13, Sala Ríos Reina del Teatro Teresa Carreño.

“GUERRAMPÁ” es una abreviación de “guerra, amor y paz”, desarrollada con un sutil matiz épico e inspirado en tres películas célebres: “La casa de las dagas voladoras”; “Legenda viva” y “Héroe”. El texto y guión fueron ideados por Zhandra Rodríguez, al igual que la edición y secuencias de las músicas originales extraídas de las tres películas. La coreografía es un aporte del trabajo colectivo entre Edelki Cruz, Brixio Bell y algunos bailarines con gran destreza técnica en ese tipo de códigos corporales, todos bajo la orientación de la Directora Artística y quien aplicó los principios básicos de estas artes marciales durante toda su trayectoria profesional.

Prensa Ballet Nuevo Mundo