Vía:  bricoflauta.wordpress.com

Existe un material de orquesta estupendo para complicarnos la vida a los flautistas, sin necesidad de irnos muy lejos. Estudiar este material debería ser obligatorio desde los inicios ya que se nos brinda la posibilidad de trabajar dentro de un contexto musical bastante más amplio y eso es precisamente lo que cambia la percepción de lo que llamamos “técnica”, malentendida claro.

Como es natural y humano, tengo mis preferencias por algunos compositores y algo de animadversión por otros . He de confesar que la obra “ Pedro y el Lobo” de S. Prokofiev se me atragantó desde el mismo día que mi tía me regaló el CD, una versión de la “Orchestre de L’Opera de Lyon”  y el irrepetible y soporífero, Miguel Bosé como narrador.

A pesar de este gran trauma infantil, sigo añadiendo el solo del “pájaro loco” y sus terapéuticos arpegios a mi estudio diario.

Hablar de Prokofiev ya causa bastante respeto entre los flautistas, incluso entre los músicos. En su “Sinfonía Clásica”, Prokofiev, nos plantea unos pasajes muy interesantes, de esos que podríamos clasificar como “Maquiavélicos III”, siguiendo la línea que nos propone Trevor Wye en su libro “Teoría y Técnica de la Flauta.Volumen 2”.

Te propongo que intentes tocar este pasaje con notas “reales” y luego pases a trabajarlo con armónicos con las digitaciones que indico:

DSC_0039 (1)

¡Ahora ya estás preparado para la vida moderna!. Si eres de los puristas con alergía a los armónicos, recuerda que la blanca va a 152- ¡¡ejem…!

Prokofiev

Cómo sabrás, los cetáceos, los bombardinos y las Orquestas están en peligro de extinción y, por ello, es muy  probable que nunca llegues a tocar esta sinfonía  pero considera este material muy valioso para avanzar técnica y musicalmente con tu instrumento.