Ocean Drive in Vienna

Ocean Drive in Vienna

Vía: Meridiano | Por: Carlos Camargo
¡Genialidad!, es quizás el calificativo que últimamente ha acompañado en las reseñas internacionales al maestro venezolano Eduardo Marturet, titular de la Orquesta Sinfónica de Miami. El pasado año sorprendió a los presentes al aparecerse en el escenario en una forma muy ingeniosa de dirigir la orquesta. Se hizo acompañar de un guacamayo azul y un papagayo blanco sobre sus hombros para regalar dos encores, la marcha de “El puente sobre el río Kwai”, de Williams, y la “Marcha Radetzky”, de Johann Strauss padre, ambas coreadas por el público entusiasta, y siendo parte de esta impecable dirección el acompañamiento de tales especies que enloquecieron al público por tal ingeniosa experiencia.

Eduardo Marturet and the Miami Symphony Orchestra

Eduardo Marturet and the Miami Symphony Orchestra

En esta oportunidad y tras largos periodos de ensayos, el maestro Eduardo Marturet vuelve a sorprender. Y para el venidero 19 de enero es el concierto de Año Nuevo en el gran Arsht Center de Miami a las 8 de la noche. Se llama “Oceandrive en Vienna”. Es como un viaje imaginario donde la Miami Symphony Orchestra se fuera a Vienna a tocar allí.

En esta nueva experiencia Eduardo Marturet mostrará su estilo muy particular de dirigir y se presentará en escenario con unos pingüinos, quienes lo acompañarán en varios acordes. También repetirá en escena Raúl González, animador del espacio de Univisión “Despierta América”. Si bien el pasado año González deslumbró tocando con una máquina de escribir, este año hará algo distinto pero no menos alocado e impactante.

Cabe destacar que viendo las reseñas de medios norteamericanos, la escena de Marturet ha rebasado grandes elogios. Los últimos conciertos han estado “sold out” como los Golden Sounds de Hollywood y la prensa dijo que “estaba a la altura del Oscar”. El maestro venezolano estará acompañado en la gala, quien forma parte de la producción del evento, junto a su musa y esposa, la bella modelo y actriz Athina klioumi.