La Fundación Escuela de Lutheria de Brienz en Suiza, que otorga anualmente el premio “El Arco de Oro”, ha elegido este año para recibir este reconocimiento al joven contrabajista venezolano Edicson Ruiz, solista internacional y el miembro más joven de la Orquesta Filarmónica de Berlin. Su maestría musical y su increíble virtuosismo que pone al público en éxtasis son partes de las razones por las que se hace merecedor de esta distinción.

Edicson Ruiz

Edicson Ruiz

En la ceremonia, a realizarse hoy , 6 de julio, a las 7.30 pm en la Iglesia de San Miguel en Meiringen, Suiza, Ruiz recibirá un arco grabado en oro por el taller de Johannes y Marianne Finkel. En el evento interpretará el Concierto para Contrabajo en Mib Mayor de C. D. von Dittersdorf y el Adagio de J. M. Sperger acompañado por la Camerata Zurich.

Edicson Ruiz

Edicson Ruiz

La Fundación Escuela de Luthería de Brienz en Suiza, otorga anualmente el premio “El Arco de Oro” para promover la manufactura de la luthería y la arquetería, en particular de la actividad suiza en esta área. Fundada en 1944, la Escuela de Luthería en Brienz es la única escuela en Suiza especializada en la construcción de violines. Elogiados y excelsos músicos, luthieres y sponsors son recompensados por sus méritos excepcionales en el campo de los instrumentos de cuerda.

La lista sobrecogedora de artistas distinguidos por este premio en los pasados años nos señala músicos consagrados por amplias y largas carreras artísticas, recordándonos la magnitud del honor que se le otorga al joven venezolano.

Algunos de ellos son:
2011 – Patricia Kopatchinskaja, Violín
2010 – Cuarteto Ebène con Pierre Colombet, Violín / Gabriel Le Magadure, Violín/ Mathieu Herzog, Viola / Raphaël Merlin, Cello
2009 – Erich Höbarth, Violín
2008 – Isabelle Faust, Violín
2007 – Natalia Gutman, Violoncello
2006 – Leonidas Kavakos, Violín
2005 – Thomas Füri, Violin
2004 – Tabea Zimmermann, Viola
2003 – Thomas Zehetmair, Violín
2002 – Isabelle van Keulen, Violín
2001 – Thomas y Patrick Demenga, Violoncello
2000 – Hansheinz Schneeberger, Violín

Prensa Contextus