Una placa con la figura de un gran cedro fundido en bronce, símbolo más preciado por los libaneses, le fue entregada.


Vía: www.eluniversal.com

El maestro Gustavo Dudamel, director musical del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela y director de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, recibió un reconocimiento de la Embajada de Líbano en Caracas por su labor de “enaltecer la cultura a través de la música”.

Poco antes del cuarto concierto del ciclo dedicado a Beethoven, el pasado jueves 23 de febrero, le fue otorgada una placa con la figura de un gran cedro fundido en bronce, que representa el símbolo más preciado a nivel mundial por todos los libaneses.

La entrega de esta distinción estuvo a cargo del embajador Elías Lebbos, con la presencia de monseñor Agustín Saab, quienes, y en nombre de los representantes de El Líbano en este encuentro, expresaron su más profunda admiración por el director de orquestas venezolano.

Dudamel nacido en Barquisimeto, estado Lara es reconocido por su dedicación a difundir la música, “un lenguaje universal que une a nuestros pueblos y en cuya labor se ha ganado el mayor de los afectos”, precisa una nota de prensa.

Autoridades de El Líbano aprovecharon la oportunidad para felicitar al Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela por este nuevo aniversario.

Expresaron además su deseo y compromiso en sumar esfuerzos para que el programa artístico, pedagógico y social, fundado por el maestro José Antonio Abreu en 1975,  tenga presencia a través de la visita de sus grandes orquestas en la nación libanesa.