Escrito por Prensa FundaMusical Bolívar | Todas las imágenes son propiedad de FundaMusical Bolívar | Fotógrafa: Nohely Oliveros

Antes de partir con la Sinfónica Simón Bolívar a la gira por Estados  Unidos, el director compartió con los músicos del Conservatorio de Música Simón Bolívar y el Caballero de la Salsa, y partió a Guatire Guarenas para dirigir a los niños de los núcleos que funcionan en esas comunidades

Gustavo Dudamel y Gilberto Santa Rosa

Este viernes 23 de noviembre, en vísperas de partir a la gira Estados Unidos 2012 junto con su Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela, el maestro Gustavo Dudamel participó en dos acontecimientos de gran importancia para la Fundación Musical Simón Bolívar: por un lado, recibió a Gilberto Santa Rosa en el Centro Nacional de Acción Social por la Música; y, en la tarde, partió a hacia Guarenas Guatire para dirigir una orquesta inmensa en la toma de posesión de la Villa Musical Panamericana -Centro Nacional para el Encuentro y Participación de las Orquestas Juveniles e Infantiles de Venezuela-.

Santa Rosa, quien en esta nueva visita al país ofrecerá su show “Ellas” en Caracas, materializó un deseo que venía macerando desde hace un buen tiempo: conocer el Centro Nacional de Acción Social por la Música y compartir con los músicos de las Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela junto con el maestro Gustavo Dudamel. Durante el recorrido por el CNASPM, ambos músicos escucharon a la Sinfónica Juvenil del Conservatorio de Música Simón Bolívar, dirigida por una de las nuevas promesas de la dirección en Venezuela, Manuel Jurado. Posteriormente, escucharon a los jóvenes de la Simón Bolívar Big Band Jazz, dirigidos por Andrés Briceño. Finalmente, compartió con los músicos de la Orquesta Latino Caribeña Simón Bolívar, dirigida por Alberto Vergara. Todas las agrupaciones forman parte del Conservatorio de Música Simón Bolívar, perteneciente al Programa de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Luego de cantar el tema “Si no vas a cocinar”, junto con la Orquesta Latino Caribeña Simón Bolívar”,  Santa Rosa se dirigió a los músicos y al público: “Me siento retratado en estos muchachos. Yo les decía a la orquesta sinfónica que escuché arriba y se lo digo ahora a ellos: uno tiene que vivir la música para poder luego vivir de la música. Este es un oficio digno que trae muchas gratificaciones y una de ellas es precisamente ver que existen estas generaciones. Yo le debo mi carrera a Venezuela y me alegra que ver que aquí hay tanto talento”. Más adelante, señaló: “Estoy genuinamente emocionado y durante toda la muestra he pensado cómo hacer para tocar juntos”.

Nueva Villa Musical

Velozmente, y aún con la emoción de disfrutar de la música popular latino caribeña con Santa Rosa, Dudamel se puso en sintonía con un evento trascendental: la toma de posesión de la Villa Musical Panamericana -que desde ayer es el Centro Nacional para el Encuentro y Participación de las Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela-, una estructura construida en 1984 que fue abandonada y maltratada y que ahora, luego de las gestiones del ex Vicepresidente de la República, Elías Jaua, será reutilizado para el beneficio y formación de más de 4.000 estudiantes de música y canto de las comunidades de Guatire y Guarenas y de todo el país, pues se trata de un sitio idóneo para la realización de seminarios, talleres, ensayos con grandes orquestas, residencias académicas, entre otras bondades. Además, se espera que en el futuro se construya allí una gran sala de conciertos para continuar ampliando la infraestructura de la Fundación Musical Simón Bolívar -adscrita a la Presidencia de la República-.

Gustavo Dudamel dirigió a una orquesta inmensa, conformada por decenas de niños y jóvenes que prontamente harán vida en esta suerte de “Ciudad de la Música” que simboliza lo que durante más de 37 años ha soñado el Programa de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela: sembrar cada pedazo del territorio venezolano de Núcleos en donde se forman venezolanos integrales y se cultivan talentos, sin exclusiones de ningún tipo.

Este logro se suma a los que ha venido haciendo el Estado Venezolano, además de instituciones aliadas como el Banco Interamericano de Desarrollo -BID-, la Corporación Andina de Fomento -CAF-, entre otras instituciones públicas y privadas que han comprendido que las Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela son una inversión social para el desarrollo de los más de 400 mil niños y jóvenes venezolanos que actualmente se forman en el Modelo social, cultural y educativo fundado por el maestro José Antonio Abreu.