“Ellos son nuestros ídolos” fueron las palabras expresadas por los jóvenes trompetistas
y para concluir el concierto se sumaron al ensamble para interpretar la obra Sin, Sing,
Sing un clásico del jazz americano del autor Louis Prima, lo que fue premiado por una
larga y calurosa ovación por los profesores, alumnos del festival y el público presente.