Vía: Improveverywhere.com | Created and Directed by Charlie Todd / Produced by: Deverge

La orquesta del Carnegie Hall de Nueva York se ubicó por un día en el centro de su ciudad; colocando un podio vacío delante de ellos, con un cartel en el atril que decía: “Dirígeme”. Al azar los neoyorquinos que aceptaron el reto, se les dio la oportunidad de dirigir esta orquesta de clase mundial. La orquesta respondió a los directores, alterando su ritmo y tempo.

IMPROV EVERYWHERE

IMPROV EVERYWHERE

conduct us

conduct us



CREDITS
Created and Directed by: Charlie Todd
Produced by: Deverge
Producers: Alan Aisenberg, Andrew Soltys
Editor: Denis Cardineau
Director of Photography: Ilya Smelansky
Camera: Myo Campbell, Denis Cardineau, Ilya Smelansky, Chloe Smolkin, Spencer Thielmann
Production Sound: Harris Karlin
Photography: Ari Scott – flickr set (photo credit for all photos on this page.)
Production Assistants: Juan Cocuy, Kelley Dunlap, Peter Kelly, Michael Tannenbaum
Producers for Carnegie Hall: Nate Bachhuber, Jonathan Bradley, Adrienne Stortz
Musicians: Ensemble ACJW, see video for full credits
Special Thanks: Ethan Lercher & Rossini Yen, 34th St. Partnership

http://improveverywhere-com.zippykid.netdna-cdn.com/images/cu00.jpg

Conducir una orquesta es algo que muy pocas personas han tenido la oportunidad de hacer, especialmente si no se está calificado. Le propuse al Carnegie Hall la idea de ofrecerle a los neoyorquinos la oportunidad de convertirse en director por un día, y ellos estuvieron de acuerdo y me ayudaron a hacerlo posible. Quería verdaderas estrellas seleccionadas al azar, personas que encontraran nuestro cartel “Dirígeme”  y se decidiera a decirle SÍ a la oportunidad.

Los músicos que participaron en esta aventura, provienen del increíble y talentoso Ensemble ACJW. Trabajamos junto a ellos en nuestro “Proyecto Instántaneo”, me sorprendió lo maravilloso que sonaban en el ensayo, y quedé aún mas impresionado con la habilidad de improvisación para seguir a un director que se presentaba al azar y que no sabía lo que estaba haciendo.

Luego que la orquesta tomara sus asientos en Greeley Square, Andrew Soltys, Peter Kelly y yo trajimos el podium, descubriendo la señal y retirándonos

Mi parte favorita fue esperar y ver quien se atrevería a subirse. No es tan difícil ser voluntario cuando has visto a alguien mas hacerlo, sin embargo se necesita el coraje para ser el primero

Para mi sorpresa la primera persona fue una niña que aparece en la imagen de arriba, su padre estaba en la orquesta y su madre la animó a intentarlo. Se subió al podium con un libro de colorear y empezó a mover la batuta

Tuvimos una variedad de conductores a lo largo del día

Algunos especialmente energéticos

Algunos de estilo poco convencionales

La multitud empezó a reunirse rápidamente, incluso muchos llegaron a quedarse cerca de una hora. Fue entretenido ver a personas uniéndose al público que poco a poco se daba cuenta de lo que sucedía, y que percibía que podía convertirse en el próximo en la línea. Nunca hubo una fila formal para participar, pero la gente educadamente esperaba su turno detrás de otros que llevaban mas tiempo.

El público aplaudía al conductor

La mayoría de las personas conducían lento, se necesita cierta experiencia para saber como conducir apropiadamente en un tempo mas rápido. Posteriormente algunos se dieron cuenta e iban mas rápido, produciendo risas y haciendo pasar al público un rato divertido

Uno de los mejores momentos de día fue cuando un oficial de policía se decidió a intentarlo. La multitud lo aplaudió a rabiar y luego de un minuto posó la batuta en el atril y le dijo a la orquesta “Eso es todo, tengo trabajo que hacer”

Pienso que el sujeto arriba en la foto, fue mi personaje favorito de todo el día. Fué increíblemente expresivo, conducía muy lento al principio y luego fue acelerando poco a poco

Misión Cumplida