El director venezolano conquistó a la audiencia


Vía: www.eluniversal.com

Sinfonías que nacieron de las inspiraciones de dos compositores tan disímiles como las del alemán Ludwig van Beethoven y el argentino Alberto Ginastera se conjugaron en un concierto celebrado en el Teatro Regio de Turín, Italia, bajo la dirección del joven venezolano Diego Matheuz.

En el concierto, celebrado el 19 de septiembre la Orquesta del Teatro interpretó la Fantasía coral y la Séptima Sinfonía de Beethoven, para luego dar paso a los aires latinoamericanos con la suite del ballet Estancia, de Ginastera, con la que Matheuz se vio a sus anchas. Medio italianos resaltaron la interpretación de los músicos, en particular de la pianista  Vanessa Benelli Mosell, a la que el portal Operaclick.com calificó de “incisiva y predominante”. De acuerdo con esa web, el público agradeció especialmente el romance y la fuerza concedida a la segunda parte del concierto, sobre todo en la interpretación del Allegretto.

Las voces solistas estuvieron a cargo de Eugenia Braynova, Laura Lanfranchi, Daniela Valdenassi, Janos Buhalla, Roberto Guenno y Marco Sportelli, bajo la dirección vocal de Claudio Fenoglio.

El concierto se repitió al día siguiente, y con el mismo éxito, en Milán en el complejo de Royal Scala.