Después de las denuncias de abuso sexual por parte de su hija, Woody Allen se convirtió en una persona no grata en Hollywood, perdió un gran acuerdo de distribución con Amazon y muchos actores y actrices se manifestaron en contra de volver a trabajar con él. Sin embargo, el director comenzará a rodar en España una nueva película que será protagonizada por Christoph Waltz, Wallace Shawn y Gina Gershon


www.lanacion.com.ar

Además, en estos días debutará como director en el templo de la lírica italiana, la Scala de Milán, poniéndose al frente de la ópera Gianni Schicchi de Giacomo Puccini. La obra, que ya había desplegado en Los Ángeles hace diez años, será presentada del 6 al 19 de julio. Se trata de una pieza cómica de un solo acto. «Decidimos hacer una producción que se inspira al estilo del cine neorrealista de la década de 1950, como las primeras películas de Federico Fellini», explicó.

Allen tiene una gran base de fans europeos. Su última película, A Rainy Day in New York se va a estrenar acá como Un día lluvioso en Nueva York el jueves 7 de noviembre. Sin embargo, en Europa son varios los distribuidores que la proyectarán a fines de 2019.

Las denuncias por parte de su hija Dylan Farrow fueron realizadas en el medio del movimiento #MeToo, que concientiza sobre los abusos en la industria del espectáculo. El año pasado, según ejecutivos de cuatro importantes editoriales,el director también intentó calladamente vender un libro de memorias, y lo único que recibió fue indiferencia o negativas rotundas.