Ya está disponible la grabación con música de los compositores Max Richter, Isang Yun, Alfred Schnittke y Salvador Brotons, donde actuan el reconocido violinista español Francisco Fullana, el pianista David Fung, bajo la dirección del venezolano-español Carlos Izcaray.

La grabación reúne cuatro perspectivas modernas que reinventan la tradición barroca: un diálogo que impulsa tanto a compositores como a intérpretes a explorar gigantes musicales del pasado y ubicarlos en sus propias vidas. Francisco Fullana ha grabado el CD con la orquesta inglesa City of Birmingham Symphony Orchestra dirigida por Carlos Izcaray y el pianista David Fung.

La propuesta musical comienza con la atrevida reelaboración de “Las Cuatro Estaciones de Vivaldi” del compositor británico Max Richter que Fullana tocó por primera vez en 2016 bajo la batuta de Carlos Izcaray.

Sobre esta obra Fullana comenta: «Las cuatro estaciones recompuestas de Richter despertaron un renovado compromiso con mi enfoque musical centrado en el instinto y la emoción. Me trajo de vuelta a mis propios comienzos, ya que The Four Seasons era uno de los pocos cassettes que mi familia ponía en el auto cuando yo era un niño. Durante la presentación, Carlos Izcaray y yo descubrimos que ambos compartíamos el mismo enfoque enérgico para la creación musical. Se hizo evidente que a los dos nos encantaba demasiado interpretar esta pieza como para no volver a hacerlo».

Enriquece la grabación la interpretación de otras tres obras únicas de la tradición barroca. El Königliches Thema coreano-alemán de Isang Yun, que rinde homenaje a la ofrenda musical de Bach combinando estilos barroco y moderno, en una composición densamente rica que estudia mágicamente la tradición musical occidental a través del lente de las filosofías orientales.

La Suite de Schnittke, en el estilo antiguo, que presenta una combinación de diferentes aspectos de la tradición occidental desde el Barroco en adelante, y que está muy influenciada por la estética musical de los compositores de la época.

La escritura representa una especie de cápsula del tiempo, retratando lo que el «estilo barroco» significó para los intérpretes o ejecutantes en la década de 1970, con gestos exagerados, verticalidad y destacando el sentido del drama hasta el punto de volverse ceremonial.

Finalmente, Variaciones sobre un tema barroco de Salvador Brotons, que se remonta a las raíces de la carrera de Francisco Fullana y a su primera actuación ante el público como niño prodigio solista de nueve años, interpretando el Concierto N° 5 en La Mayor de Mozart, conocido como “Turco”, bajo la batuta del director y compositor español Salvador Brotons, quien compuso su conjunto de variaciones específicamente para este proyecto, completando un círculo basando el trabajo en un aria popular de la zarzuela Acis y Galatea, del compositor del siglo XVIII, también español, Antoni Lliteres, natural de Mallorca.