El Festival de Verano de Lucerna abre sus puertas el 16 de agosto para dar comienzo a cuatro semanas con más de 100 eventos musicales

Vía: www.beckmesser.com

La edición de 2019 toma como hilo conductor el concepto del Poder. El festival reflexiona sobre la jerarquía y subordinación que se establece una vez se ejerce el poder a través de tres obras de MozartLe nozze di Figaro, Don Giovanni y Così fan tutte. Lorenzo Da Ponte y el compositor de Salzburgo retratan en estas tres óperas tres tipos de autoridad: en Le Nozze di Figaro, el sirviente se subleva contra su amo; en Don Giovanni el protagonista se mueve según los hilos del poder de Eros y acabará en el infierno por no reconocer el poder divino; y en Così fan tutte, dos parejas serán engañadas en un experimento bajo el poder de un tercero. Teodor Currentzis liderará este ciclo dedicado a Mozart y da Ponte con su Orquesta MusicAeterna los días 12, 14 y 15 de septiembre respectivamente. Entre los solistas destaca la participación de Cecilia Bartoli, con quien el director griego colaborará por primera vez.

Fundada por Claudio Abbado en 2003, la Orquesta del Festival de Lucerna es la protagonista de esta cita anual desde ese entonces. Riccado Chailly encabeza este conjunto desde 2016, que hoy está formado por músicos de cámara, profesores y miembros de laOrquesta de Cámara de Mahler y la Filarmónica della Scala. En esta ocasión, el maestro italiano dirigirá cuatro conciertos junto a esta formación: el 16 y 17 de agosto, el Festivalinaugura su edición con un programa completo a dedicado a Rachmaninov, con el pianista Denis Matsuev como solista; el 22 de agosto, la Orquesta del Festival estará acompañada por el violinista Leonidas Kavakos e interpretarán piezas de Chaikovsky y Stravinsky; por último, Chailly cierra su serie de conciertos con esta orquesta con la interpretación de la ‘Sinfonía n.6’ de Mahler.

Leonidas Kavakos es el ‘artiste étoile’ de esta edición. Consolidado como una de las grandes figuras de la música internacional, el violinista griego subraya la capacidad de la música para “formar el alma”. Con la precisión técnica al servicio de la música, Kavakosincide en que la esencia de la música no es la interpretación sino el mensaje de quien la compuso. Este artista participará en cuatro recitales: el primero, junto a su compañera Yuja Wang, el 19 de agosto, con obras de Mozart, Prokófiev, Bartók y Strauss; el 22 de agosto actuará como solista con la Orquesta del Festival de Lucerna; el 31 de agosto estará acompañado por la Mariinsky Orchestra y el director Valery Gergiev con obras de Sibelius, Chausson, Ravel y Shostakóvich en el programa; su última cita será el 5 de septiembre junto a la Filarmónica de Viena y el director Andrés Orozco-Estrada. Dedican el programa a Dvorák y Korngold.

El concierto del 22 de agosto de Leonidas Kavakos encabeza el ciclo dedicado aChaikovsky con la interpretación sus tres sinfonías finales.  Bajo la dirección de Chailly, la Orquesta del Festival interpretará la ‘Sinfonía n.4 en fa menor, op. 36’. El jueves 29 de agosto, la Filarmónica de Berlín y el director Kirill Petrenko toman el relevo en la interpretación de la ‘Sinfonía n.5 en mi menor, op. 64’. La Orquesta Mariinsky y el director Valery Gergiev cierran este ciclo con la sexta sinfonía, la ‘Patética’ el 30 de agosto.

El repertorio tradicional se conjuga con el compromiso del Festival con la composición contemporánea: cada año se estrena el trabajo de uno o dos compositores que el festival acoge en residencia. En la edición de 2019, Thomas Kessler presentará tres piezas -17 de agosto, ‘Cuarteto de Cuerdas’ y ‘NGH WHT’; 24 de agosto, ‘Control Cycle’; 24 de agosto, ‘Utopia III’, ‘said the shotgun to the head’ -y estrenará su nuevo trabajo para soprano y piano.