El Festival de Salzburgo ha sido la primera parada del tenor Plácido Domingo, de 78 años, tras la denuncia de nueve mujeres de presuntos acosos sexuales por parte del cantante en los años 80. Había, por tanto, mucha expectación por ver cómo el público entendido acogía al maestro. Y Salzburgo se ha posicionado al lado de Domingo en su regreso a los escenarios con «Luisa Miller», de Verdi.

Vía: www.larazon.es

Con aplausos, en pie y gritos de «bravo» han recibido esta tarde al tenor español en una cita en la que, además, no se han producido manifestaciones en contra de Domingo en los alrededores de la ópera de Salzburgo. Así, el espectáculo ha comenzado con total normalidad, algo que supone un balón de oxígeno para un cantante que ha vivido sus semanas más complicadas.

Ya ayer posaba con total normalidad junto a la soprano Nino Machaidze en una imagen que ésta colgaba en su cuenta de Instagram bajo el lema «familia». Plácido Domingo ha encontrado una gran adhesión en profesionales de la ópera.