María Efigenia Colón de Cabrera fue reconocida en el año 2015 como patrimonio cultural viviente de La Pastora, por la Universidad Pedagógica Experimental Libertador y el Instituto Pedagógico de Caracas a través del Programa de Doctorado de Cultura y Arte para América Latina y El Caribe, en su línea de registro, rescate y conservación del patrimonio cultural tangible e intangible y la memoria cultural de las parroquias caraqueñas; en cuanto un reconocimiento que en lo personal ha hecho un grupo de profesores, entre quienes cabe mencionar a Franklin Nuñez, Nohemí Durand y Aura Marina Orta.

Por Vince De Benedittis

Siendo en el caso referido, de la maestra María Colón, un recibimiento hecho por su sensibilidad, tenacidad y compromiso “formando a través del canto polifónico” a los niños, en diversas comunidades y con especial énfasis en la zona del barrio de Manicomio. Ese mismo año, en la Universidad Central de Venezuela, a través de la Dirección de Cultura, el profesor Luis Eduardo Galián -Director de la coral “Juventudes Culturales”- junto a otros directores corales, llevaron a cabo un acto en el Aula Magna en reconocimiento a la labor coral y musical que ha labrado la maestra Colón.

Y más significativo aún, se nos presenta este hecho en cuanto experiencia, pues la música es un arte, un oficio o una disciplina cuyo proceso de enseñanza/aprendizaje y mejoramiento plantea a quienes lo practican una valoración y transformación que se hace continua y de por vida. Fue así que la maestra Colón con esta determinación o visión de que todo logro es factible de realizarse, y de manera similar a sus hijos e hijas, prosiguió estudios en la Escuela de Artes de la UCV hasta llegar a la jornada que toca en su acto de grado, en el Aula Magna de la UCV.

En este orden de ideas, el Trabajo de Grado presentado en el transcurso del presente año (2018), en el Hall de la Biblioteca Central de la UCV por María Efigenia Colón de Cabrera, cuyo título es: Propuesta de realización de un inventario para la creación del repositorio de documentos digitalizados, aplicado al archivo musical de la familia Colón Piñango, se centra en la gestión de una Unidad Archivística que constituye un gran esfuerzo en lo que respecta a la sistematización de su contenido, como archivo musical de carácter privado y familiar, el cual como sus propias características lo definen y fijan como antecedente al rescatar un conjunto de obras que pudieran estar catalogadas entre los orígenes del Jazz en Venezuela, así como que se hallan también una variedad de documentos musicales que por su serie: identifican distintas piezas de baile y/o salón, pequeñas obras religiosas, emblemáticas y/o patrias; como también en relación a la compilación de lecciones para la didáctica del clarinete y otros instrumentos que de igual manera lo enriquecen como acervo musical; así como también deja entrever una valorización de la figura del “copista de música” y la relevancia que tuvo para la familia Colón Piñango, su inclusión en el perfil cronológico y musical de la época que les tocó vivir a principios del siglo XX.