Manuel López-Gómez se reencuentra con las orquestas venezolana

Por Roberto C. Palmitesta @RPalmitesta

Luego de más de tres años, el maestro Manuel López-Gómez, uno de los directores venezolanos de mayor trayectoria internacional, se reencuentra tanto con el público, como con las orquestas de su país natal. Lleva tres semanas trabajando y ensayando con las orquestas Sinfónica Juan José Landaeta y con la Sinfónica Francisco de Miranda, para ofrecer dos conciertos en el marco del 44 Aniversario de El Sistema, institución a la cual ha llevado siempre en su corazón en todos los compromisos que ha realizado en diferentes países.

“Tengo un poco más de 3 años que no dirijo en Venezuela, la última vez que lo hice fue en diciembre de 2105 con un repertorio navideño y ahora estoy super feliz, muy contento de volver a casa, sobre todo de poder impulsar a las generaciones de relevo.  La Sinfónica Juan José Landaeta es una orquesta relativamente nueva, habrá unas 4 o 5 caras conocidas, del resto me di cuenta que son jóvenes que vienen de otras orquestas, como las regionales, es un grupo de músicos muy chéveres y talentosos, con quienes he venido trabajando un repertorio formativo e importante, así que seguimos tocando y luchando”, expresó con entusiasmo Manuel López-Gómez.


Este domingo 24 de febrero a las 11:00 am, tendrá su primer concierto, alzando su batuta para conducir a la Sinfónica Juan José Landaeta, en la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música.


 

Contará como solista nada menos que con el maestro David Ascanio en el piano. Los ensayos han sido maravillosos, en la jornada del viernes había mucho entusiasmo y concentración al mismo tiempo. Se pudo apreciar el proceso de aprendizaje en el que los jóvenes de la orquesta recibían instrucciones tanto de su director como del solista.

En relación al repertorio, el maestro López-Gómez explicó: “Vamos a interpretar tres otras increíbles, comenzaremos con el preludio del Acto Nº 1 la Ópera Lohengrin de Richard Wagner, que es realmente mágico, es una pieza muy mística y espiritual, con la sensibilidad y la densidad característica de Wagner en sus óperas. Luego vamos a tocar una de mis obras favoritas, como lo es el Concierto para piano Nº 23 de Mozart en La Mayor, contando con el querido maestro David Ascanio como solista, miembro fundador de El Sistema y maestro de todos nosotros, ha sido fantástico trabajar con él”.

Manuel López-Gómez se reencuentra con las orquestas venezolana

 

En cuanto al concierto de piano de Mozart, al terminar el ensayo el maestro Ascanio manifestó su satisfacción y afirmó que le ha parecido “maravilloso” el trabajo de Manuel López-Gómez. Indicó que se trata de una obra poco común en comparación al resto del repertorio de este gran compositor austriaco.

“Después la pausa vamos a cerrar el concierto con la Sinfonía Nº 1 de Mahler “Titán”, una obra que todas nuestras orquestas han interpretado como parte de su proceso de aprendizaje, precisamente ahora se está retomando ese repertorio formativo que nos inculcó el maestro Abreu, con la nueva generación de orquestas. La Juan José Landaeta está entusiasmada y se ha sentido ese proceso en los ensayos”, agregó el director.

Retomando el tema del reencuentro, el joven maestro aseguró que a pesar de la ausencia de tres años, siempre ha mantenido contacto con lo que pasa musicalmente en El Sistema: “se sienten un poco los cambios relacionados con un grupo grande de muchachos que migraron, pero actualmente tenemos una nueva generación, una muestra tácita del fundamento y la base sólida que tiene nuestro sistema, de no ser así, con todo lo que ha pasado con esta diáspora, un proyecto similar en cualquier otro país se habría caído. Sin embargo aquí están los muchachos de las orquestas tocando, cantando y luchando”.

“Se siente un aire distinto, fresco, algo novedoso con lo que hay que trabajar, mejorar e impulsar para que el nivel de nuestras orquestas siga creciendo. Es igual a como cuando yo formaba parte de la orquesta juvenil, siento ese mismo proceso que yo viví, de formación y reestructuración, que es un proceso normal que hay que afrontar con coraje”, agregó López-Gómez, quien también ha venido trabajando con la Orquesta Sinfónica Francisco de Miranda en la ciudad de Guatire y a la cual dirigirá en un concierto a celebrarse el jueves 28 de febrero en la misma Sala Simón Bolívar.

Después de sus compromisos en Venezuela regresará a Colombia, concretamente a Bogotá, donde reside actualmente. “En Octubre tengo un concierto en Oviedo, España, con la Orquesta del Principado de Asturias, una orquesta maravillosa, con la que el año pasado hicimos un concierto integral de Beethoven. Vamos a interpretar la Sinfonía Nº 1 de Mahler.  En 2020 vuelvo a Barcelona a dirigir una producción de la ópera el Barbero de Sevilla, en el Liceo de Barcelona, una ópera realmente fantástica y una de las más famosas. En Colombia siempre estoy a la orden con los procesos de las orquestas juveniles”, finalizó el director a quien deseamos el mejor de los éxitos.