La violinista estadounidense Lauren Conklin quiere conquistar el mundo con su extraordinario sonido y versatilidad, tiene en mente editar su primer EP como solista y es por ello que acaba de lanzar su primer sencillo «The One Finger Song«.

Lauren Conklin lanza su primer sencillo como solista

Por Roberto C. Palmitesta @RPalmitesta

El título es muy curioso y se debe a que la artista originaria de Nashville, Tennessee, EEUU, lo escribió después de un accidente en el que tuvo que obtener puntos de sutura y su dedo índice estaba enyesado, pero aun así quería poder tocar el violín, pero para ello necesitaba escribir una obra que pudiera ser interpretada sin ese dedo. Parecía una locura pero resultado fue extraordinario.

“Mi sonido es una combinación de todas las diversas bandas y artistas con los que he tocado a lo largo de los años, toda la capacitación y la transcripción que he realizado en diferentes géneros y la amplia variedad de músicos que escucho y admiro. He tenido mucha suerte de tocar con instrumentistas diferentes y extremadamente talentosos, y he aprendido de cada uno de ellos. También creo que mi sonido es único porque no estoy tratando de encajar en un género, y cuento con músicos que son expertos en diferentes campos que tocaron conmigo. En este tema, además de la instrumentación estándar de bluegrass, tuve partes de violonchelo, arpa y orquesta”, explicó Lauren Conklin sobre el maravilloso sonido que ha desarrollado con el violín.

“El sencillo The One Finger Song  definitivamente tiene una gran influencia de bluegrass, si tuviera que etiquetarse con algún un género en particular, se llamaría «Newgrass». “He pasado mucho tiempo tocando música del mundo en diferentes estilos, por lo que también entran en mi forma de tocar, especialmente influencias celtas y escandinavas. Sin embargo, en realidad, acabo de escribir lo que me gustó y esperé que a otras personas también les guste”, comentó.

La alineación de músicos que acompañaron a Lauren en este tema estuvo conformada por: Erik Coveney en el contrabajo, Brandon Hays en la batería, Ben Johnson en el violoncelo, Forrest O’Connor en la mandolina y Jake Stargell en la guitarra. También contó contará con Liana Alpino en el arpa para una gran parte del resto del EP. “Tengo tanta suerte de que algunos de los mejores músicos que conozco tuvieron la amabilidad de trabajar en este proyecto conmigo”, destacó la artista, quien además es modelo profesional.

El single fue grabado en Blue Grotto Studios en Brentwood, Tennessee y la propia Lauren Conklin se encargó de producir el single, pero como recibió tanta ayuda de todos los músicos que trabajaron en el proyecto, se sintió como un esfuerzo grupal. Sean Spence, quien dirige Blue Grotto, diseñó, editó, mezcló y masterizó el tema.

Referente al rol que jugó Sean Spence en la grabación, Conklin afirmó: “fue increíble trabajar con él. Definitivamente, jugó un papel muy importante para que esto sucediera, y estoy muy agradecido por su tiempo y talento. Erik, el contrabajista, también ayudó mucho con la edición y la organización. Por supuesto, debo mencionar a Ben, mi esposo, porque me empujó a hacer este proyecto desde el principio y me brindó aliento, comentarios y consejos a través de toda esta aventura. Él estuvo involucrado en cada paso del proceso, ¡y no podría haberlo hecho sin él!”.

Vale recordar que Lauren Conklin ha tocado para artistas que practican diversos estilos musicales, inclusive con estrellas como Miley Cyrus, Lonestar y para la serie de televisión de la cadena ABC, Nashville. Es arreglista, le gusta experimentar con la mayor gama de sonidos posibles y ahora comienza a dar forma a su faceta de compositora.

Pero Lauren Conklin no labró una carrera exitosa de la noche a la mañana, es el producto de toda una vida de trabajo y dedicación. Inició sus estudios a la edad de 6 años dentro de los predios de la música sinfónica, pero más adelante fue seducida por los sonidos de distintos géneros, especialmente el bluegrass y el country ya que su ciudad de origen es Nashville, Tennessee. Ha participado en varias competencias de los circuitos del country y actualmente, además de los estilos ya mencionados, incursiona con soltura en el jazz, el pop, el world music y hasta en el rock.