El Festival Latinoamericano de Música que promueven los maestros Alfredo Rugeles y Diana Arismendi, es la cita más importante que se realiza en Venezuela dedicada la música sinfónica y de cámara de orden contemporáneo.

Se dan cita compositores y solistas nacionales e internacionales de gran prestigio, entre ellos Sylvia Constantinidis quien será una de las protagonistas con doble participación. El jueves 24 de mayo será pianista de un importante recital que se presentará en la ciudad de Miami; y el jueves 2 de junio, la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, dirigida por Gonzalo Hidalgo estrenará su obra “Fandango Español”.

“Fandango emerge después que escribí un Concierto Para clavecín y orquesta  llamado «Cantos de España». Luego adapté este concierto para piano y orquesta. Está inspirado en mis memorias de  infancia, pero cuando me decidí a escribir,  hice además un estudio musicológico  para incluir en la obra diferentes danzas, ritmos y elementos melódicos de las distintas regiones de España. Después me quedé con las ganas de escribir una obra solo para orquesta y utilicé materiales y sketches del estudio previo y de allí nace Fandango,” explicó Sylvia Constantinidis.

El jueves 24 de mayo en la Sala Steinway de la ciudad de Miami, en el capítulo internacional del festival y en su rol de pianista, Constantinidis protagonizará un recital de piano solo interpretando obras de autores latinoamericanos y europeos: de los venezolanos Pedro Bernárdez, Arcángel Castillo, Alfredo Rugeles y Diana Arismendi; los españoles Alejandro Carrancio y Julio Vaquero; el alemán Christian Wenzell y el inglés Malcolm Singer.

“Es un honor poder tocar un repertorio de música latinoamericana y europea en el marco del festival, es un repertorio que he estudiado cuidadosamente, la obra de Arcángel Castillo la toqué para él en un festival en Madrid en 2010. La pieza de Pedro Bernárdez la escribió para mí y será un placer tocarla en calidad de estreno mundial; la obra de Diana Arismendi titulada Invenciones es interesantísima, va muy en su estilo pero a la vez tienen un ritmo venezolano muy bonito muy vivo y muy de nosotros. La suite de piano de Alfredo Rugeles data de los años 80, tiene dos danzas que a pesar del lenguaje atonal y muy abstracto se siente una influencia afrovenezolana”, explicó.

“La obra de Julio Vaquero tiene un lenguaje que me hace recordar a Salvador Dalí, porque es muy surrealista, se llama la Nube Enjaulada, es muy descriptiva, virtuosa y muy interesante, es un privilegio interpretar su estreno mundial;  el trabajo de Alejandro Carrancio se estrenó en Londres y desde ese entones la quería tocar, es un compositor joven con ideas interesantes, un estilo distinto, único, que no se parece al latinoamericano”, añadió.

En relación a las dos obras del alemán Christian Wenzel, Constantinidis enfatizó en que una de ellas conforman “cinco piezas para piano, muy bonita, es una suite de 5 movimientos, es corta pero interesante, es un compositor que utiliza pocos materiales para decir muchas cosas y es una obra muy abstracta, se siente el desarrollo de Beethoven y Wagner pero no en estilos de composición, sino en el manejo característico en el que desarrollan y varían pequeños materiales  musicales. Es descriptiva, conceptual y abstraccionista; estrenamos la versión con orquesta en Miami y en España, ahora es un orgullo tocar su versión para piano”.


“La otra obra Wenzel la escribió para mí, contiene una ferocidad virtuosa y a la vez lleva el estilo de la improvisación, usando técnicas de piano contemporánea más avanzadas, que no se han visto mucho en Latinoamérica, pero es un lenguaje que se usa cada vez más en Europa, donde  para la composición en el piano hay una búsqueda de posibilidades de crear efectos sonoros con el   instrumento”, destacó.

“Malcolm Singer fue mi profesor de composición en Inglaterra, así que será un placer tocar una pieza de él que es un tango, la escogí porque me gusta tocar danzas y tangos, es bastante variada a nivel rítmico, tiene un lenguaje atonal más parecido a su estilo, y es la primera vez que se toca en Venezuela”.


Para este concierto de la Sala Steinway del 24 de mayo, Constantinidis aprovechará para tocar parte de la suite para voz y piano de su recién estrenada Ópera Afrodita, contando con la soprano polaca Dominika Zamara como invitada especial, y como parte de una gira mundial que promueve dicha ópera. Fue una gran idea de los organizadores del festival agregar esta cita en la ciudad de Miami y con un repertorio tan variado, llevando música contemporánea al norte del continente americano, captando otro tipo de audiencia y promoviendo el trabajo de varios compositores.

Retomando el tema de la obra Fandango Español que se tocará el 2 de junio como parte del concierto de clausura, vale recordar que se estrenó en Venecia,  Italia,  en el 2012 con la Orquesta Nacional de Rumania y con la propia autora como directora invitada. Para ella “es un gran honor que sea estrenada en Venezuela porque es una obra con la que me siento muy identificada, sería primera vez que en mi país se toca una pieza mía escrita para orquesta. Es un honor que sea en marco del festival,  me honra que me hayan incluido y me contenta que el público venezolano tenga la oportunidad de disfrutar de mi trabajo”.