Afirma el compositor venezolano Pedro Bernárdez especializado en bandas sonoras

El compositor y pianista venezolano Pedro Bernárdez, actualmente radicado en Los Ángeles, meca del séptimo arte, se ha venido especializando entre otras cosas en música para cine y televisión, escalando posiciones con pasos firmes, buscando ganarse el favor de jóvenes cineastas. Pero pese a que viene en EEUU, no deja de pensar en el desarrollo del cine de su Venezuela natal. Para él, la banda sonora es parte importante para cualquier producción audiovisual, pero para que tenga el efecto deseado, todos los demás componentes deben estar a la par y según su opinión es algo que hace falta en el país.

Al ser consultada su opinión sobre qué le hace falta al cine venezolano para mejorar en cuando a la calidad de la música que acompaña a las producciones cinematográficas, Bernárdez asegura que “la música, pese a que es un componente indispensable, es el menor de sus problemas. Las películas venezolanas que he visto generalmente sufren de problemas de trama, desarrollo, caracterización, temática, cinematografía, actuación entre otros. La banda sonora es sólo uno de varios componentes y si los otros fallan, la música no tiene el mismo impacto por muy buena que sea”.

En relación a sus planes inmediatos de trabajo junto a cineastas estadounidenses o de otras nacionalidades, Bernárdez afirma que le gustaría “seguir trabajando con Alfie Rivera y Tyler Stanley, con quien trabajé en su corto Two Psychos. Prefiero asociarme con un pequeño grupo de personas que estén más o menos al mismo nivel de desarrollo profesional que yo, que compartan una personalidad, visión y estética similar a la mía y que quieran alcanzar metas parecidas, de manera de poder desarrollarnos a la par, como han hecho casi todos los compositores de cine hoy establecidos.  Varios cineastas de trayectoria ya tienen compositores y equipos con quien trabajan; no obstante, para la oportunidad adecuada, también me gustaría trabajar con Michael Paxton o Peter Chung”.

Afirma que sus compositores internacionales favoritos de música para cine son Danny Elfman y Benôit Charest. En cuanto al cine venezolano,la banda sonora que más le ha gustado ha sido la que compuso Eduardo Marturet para el filme Manuelita Sáenz: La libertadora del libertador, de Diego Rísquez. En cuanto a sus otros proyectos para escribir música para cine y televisión, en estos momentos se encuentrapreparando unas pistas de piano para Spirit Production Music.

Pero el cine no es lo único que mantiene ocupado a este joven maestro venezolano, también quiere seguir escribiendo obras sinfónicas para conciertos: “Estoy trabajando en una sinfonía más en línea con la nueva estética que he estado desarrollando. Esta estética abandona el posmodernismo en favor de una concepción objetiva y positiva de la música, entendiendo su función y los efectos que puede generar en el oyente”.

Pero no importa cuánto tiempo lleve viviendo en Los Ángeles, trabajando con músicos estadounidenses, Pedro Bernárdez nunca olvida sus raíces y siempre elogia el trabajo de sus coterráneos: “mis compositores venezolanos predilectos son Pedro Elías Gutiérrez por el Alma Llanera, una pieza realmente mágica, cautivante, descriptiva y única que integra excelente melodía, forma y letra. La Fuga con Pajarillo de Aldemaro Romero tiene un excelente contrapunto. La maestra Diana Arismendi, con quien he trabajado, tiene un amplio repertorio; pero mi favorita de sus obras es Escenas de la Pasión según San Marcos, que por su expresividad y fuerza dramática, me impactó de principio a fin la primera vez que la escuché”.