El carismático director estará al frente de la Mahler Chamber Orchestra.

Se ha convertido en un habitual en la sala de conciertos del Palau de la Música, pero no por ello su presencia deja de crear expectación. Hablamos del venezolano Gustavo Dudamel, uno de los directores de orquesta actuales más populares y carismáticos. El Palau lo ha elegido para dirigir los dos primeros recitales de la temporada regular 2018-2019. Dudamel cogerá la batuta los días 18 y 19 de septiembre para marcar los tempos a los músicos de la Mahler Chamber Orchestra. No serán dos conciertos con el mismo repertorio: en el primero la composición central será de Brahms, y en el segundo de Mahler.

Antes de Brahms, el día 18 la orquesta interpretará la Sinfonía núm. 5 de Franz Schubert, una composición de carácter alegre y considerada la más cercana del vienés al clasicismo; la terminó de escribir en 1816 pero no se estrenó hasta el 1841, cuando Schubert ya hacía 13 años que había fallecido. De Brahms, la Mahler Chamber Orchestra tocará su obra maestra, la Sinfonía núm. 4. Fue la última sinfonía que el compositor romanticista de Hamburgo escribió, acabándola en 1885, y tiene un primer movimiento dramático para seguir con un segundo cercano a un réquiem. En cambio, el tercer movimiento es brillante, alegre, mientras que el cuarto y último es una singular chacona sinfónica.

Los que opten por ir al Palau el día 19, podrán saborear de primero también una composición de Schubert, pero en este caso la Sinfonía núm. 3, mientras que de segundo la orquesta hará honor al nombre que lleva e interpretará una obra de Gustav Mahler, la Sinfonía núm. 4, una pieza alejada del dramatismo de las sinfonías precedentes y posteriores del postromanticista, lírica y en la que se dibuja una visión infantil de la vida celestial. La soprano Golda Schultz pariciparà en este segundo recital.