La agrupación ya tiene dos años en escena y está formada por jóvenes que aún creen en brindar su talento a la tierra que los vio nacer.

Por Várvara Rangel Hill | @varvararangel
ESPECIAL PARA VENEZUELA SINFÓNICA @vzlasinfonica

Las cuerdas suenan y la percusión marca el ritmo. Lo que se escucha no pasa desapercibido para el público. Pueden ser las notas de “Moliendo café” o “Despacito”, lo cierto es que más de uno sigue la cadencia con los pies. La propuesta de Gruppetto Venezuela nació en el seno de El Sistema pero tiene sello propio.

Grupetto es una iniciativa que desde su nacimiento se propuso explorar géneros musicales populares, a pesar de la formación académica – orquestal de sus integrantes. La agrupación ya tiene dos años en escena y está formada por jóvenes que aún creen en brindar su talento al país: el violinista Orlando Pérez, Adán Gómez en el violonchelo, Luis Portal con la viola, Luis Ortega con el violín o el cuatro, Juan Carlos Segovia en la percusión y Bárbara Carrillo como mánager.

“Crecimos tocando en orquestas sinfónicas desde chiquitos, en su momento tuvimos la oportunidad de hacer música de cámara y ahora el grupo ha ido tomando forma, somos una agrupación que hacemos música de cámara, clásica, entre muchos otros géneros”, contó el violinista Orlando Pérez.

“Los cinco fuimos criados en El Sistema, pero en orquestas distintas” y en “algún momento todos tocamos juntos en la misma orquesta”, admitió Luis Portal, quien celebra que de estos espacios comunes nació una amistad que ahora los reúne en un proyecto común o como una familia comprometida.

Orlando Pérez destaca que estos dos años Grupetto ha logrado “muchísimo”, les ha permitido “crecer” y abordar con rigurosidad la ejecución de cada tema, de cada arreglo o cada presentación: “Esto ha hecho que como cuarteto subamos el nivel, seguimos avanzando musicalmente”.

EN LA VARIEDAD ESTÁ EL GUSTO

Portal y Pérez explican que el trabajo del conjunto se concentra en hacer música popular con un nivel académico y profesional, una propuesta “llamativa” que cada vez es más solicitada para conciertos privados, dentro y fuera de Venezuela. Además, cuentan con el respaldo del Sistema de Orquestas, que los ha llevado a presentaciones, incluso en escenarios internacionales.

“Tenemos un repertorio variado que arreglamos nosotros mismos, todos colaboramos y tratamos de ser lo más original posible. No buscamos por internet los arreglos. Nos valemos de nuestras propias ideas a partir de canciones de Nacho o de Daddy Yankee”, ejemplificó Luis Ortega.

Grupetto interpreta hits como “Despacito”, popularizada por Luis Fonsi o clásicos de Queen, The Beatles, Simón Díaz, tangos y hasta baladas.

“No nos quedamos en un solo estilo, hacemos Mozart, rock, música venezolana y hacemos también homenajes específicos si nos los piden. Hacemos reggaetón también, lo llevamos a nuestro nivel académico”, insistió Portal.

Para la mánager de Gruppetto, Bárbara Carrillo, el público y quién contrata es quien elige el repertorio y las canciones favoritas son las más solicitadas. Y afirma que “las canciones venezolanas nunca pueden faltar” en un set, acotó.

Añadió que las presentaciones estándar del grupo tienen una duración de una hora, pero se puede extender. El orden de las canciones se arregla para mantener al público entusiasmado con lo que escucha y se mantenga el interés.

El percusionista Juan Carlos Segovia aclara que tocar una diversidad de géneros populares es posible por la formación recibida en el programa social, académico y orquestal del maestro José Antonio Abreu, que les enseñó a leer partituras, disciplina y a buscar la excelencia.

Por ahora, Gruppetto solo realiza conciertos instrumentales, pero Orlando Pérez espera incluir próximamente un vocalista versátil que los acompañe en el escenario.

En el primer semestre de 2019 la agrupación se propone realizar tres recitales de música académica en el Centro de Acción Social Por la Música. En marzo, estiman hacer un concierto con música popular y grabar cinco temas para tener su EP, que irá acompañado de dos video clips. Por si fuera poco, esperan sumar presentaciones privadas a la agenda.

Asimismo, este grupo planea estrenar algunas piezas propias creadas por Luis Ortega, que estudió varios semestres de Composición en la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte).

HECHO EN CASA

Aunque no cuentan con una casa productora, disquera ni finanzas infinitas para las grabaciones, los integrantes del conjunto confían en las habilidades que han adquirido con los años y las ayudas de otras personas para llevar adelante sus metas.

“Sé manejar los audiovisuales, me hago cargo de las producciones en video, el papá de Adán trabajó en televisión y es ingeniero de Sonido. Cada quien aporta algo. Así como Luis Ortega y Orlando son buenos arreglistas, Bárbara se encarga del manejo de las redes, Adán se ocupa del sonido. Las cosas han fluido, no hemos necesitado una gran inversión, nos hemos apoyado en el capital humano”, comentó Luis Portal.

El “intercambio” de favores ha sido otro factor que ha ayudado al grupo para conseguir sesiones fotográficas, ayudas para grabar, etcétera.

“Poner la mejor energía al grupo nos ha traído muy buenas relaciones. Al que siempre hace las cosas bien, le va bien. Por eso encontramos gente que nos ayude, que nos colabore, nos proponga intercambios o nos quiera apoyar”, expresó el chelista Adán González.

Luis Ortega recalcó que lo más importante para el grupo es que cada uno de los integrantes tiene la misma disposición para trabajar, de hacerlo crecer y esforzarse para que funcione, pese a los compromisos que tienen con las orquestas o programas del Sistema.

La mánager Bárbara Carrillo defiende que Gruppetto Venezuela se ha ganado a pulso sus méritos en muy corto tiempo, con su propuesta de hacer música para todos los tipos de públicos con la excelencia y la calidad con la que trabajan para las orquestas emblemas del Sistema. “Tenemos un grupo completamente diferente”, remató.