Germán Marcano es uno de los principales violoncelistas de Venezuela, tanto como solista como en el ámbito docente, además de ser uno de los pioneros del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela.

Por Roberto C. Palmitesta @RPalmitesta
ESPECIAL PARA @VzlaSinfonica

En el campo sinfónico ya es una referencia obligada, tanto como integrante de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, como con su rol de solista. En 2016 se atrevió a incursionar en la música tradicional venezolana, llevando al violoncelo a estos predios, algo que no resulta sencillo tomando en cuenta los registros del instrumento, pero su esfuerzo fue premiado ya que su primer disco folclórico titulado “Rochela” ha resultado ser muy exitoso.

El maestro Marcano está por sacar su segundo disco y además está realizando una pequeña gira que promocionará los mejores temas de ambos CD, comenzando este viernes 23 de marzo en Miami y luego en Aruba. Estará acompañado por un trabuco conformado por David Peña Oldemburg en el contrabajo, Jorge Glem en el cuatro y Manuel Rangel en las maracas.

Este gran violoncelista le cuenta a Venezuela Sinfónica los detalles de lo que será su segunda producción discográfica y las expectativas que tiene con esta pequeña gira por Miami y Aruba.  Además cuenta cómo seguirá atendiendo a sus alumnos de la escuela de violoncelo que fundó en Venezuela.

VS: ¿Cómo están las expectativas con el concierto de este viernes en Miami?

Tenemos muchísimas expectativas, es un gran compromiso, yo he girado pero ahora es algo diferente por ser música tradicional venezolana, y quiero ver cómo va a reaccionar el público. Serán dos días para celebrar la música venezolana ya que este jueves también se presenta el Ensamble Gurrufío.

VS: ¿Cómo han ido saliendo los ensayos?

Muy bien, todo está saliendo bien, nos entendemos perfectamente porque ya tenemos muchos años trabajando juntos, sé que el público lo va a disfrutar tanto como nosotros.

VS: ¿Cuánto falta para el lanzamiento de su segunda producción discográfica orientado a la música tradicional venezolana?

El segundo disco ya está listo, solo falta terminar la parte que corresponde al diseño gráfico, la reproducción y la manofactura. Los amigos y allegados que lo han escuchado me han comentado que hasta les gusta más que “Rochela” que fue mi primer disco.

VS: ¿Quiénes son los músicos que lo acompañarán en el concierto?

Jorge Glem en el cuatro, Manuel Rangel en las maracas y David Peña Oldemburg en el contrabajo.

VS: Imagino que en el concierto de este viernes van a estrenar en vivo los temas del segundo CD ¿Qué nos puedes decir sobre el repertorio?

Vamos a tocar varios temas del segundo para aprovechar que está por salir, también algunos del primero y otros temas de varios compositores venezolanos, así como una pieza brasilera.

VS: Seguramente tanto en el CD como en los conciertos sacarás el máximo provecho a los músicos que te acompañan.

Sí, es un privilegio tocar con todos ellos, solo que con mi proyecto tenemos un enfoque más académico en la parte instrumental obviamente porque yo vengo del mundo sinfónico.

 

VS: ¿Cómo logó unir a este trabuco tomando en cuenta las agendas de cada uno de ellos?

Si te digo que fue fácil te mentiría, en verdad a representado un esfuerzo de logística, pero por otro lado estamos muy contentos de poder tocando juntos, como te comenté, somos grandes amigos, los conozco desde hace muchos años y existe la química. Mi primer disco gustó mucho y se hizo popular en las islas del Caribe, entonces hemos recibido varias invitaciones.

VS ¿Qué nos puedes decir sobre la dirección musical del segundo disco?

Es una continuación de lo que hice en Rochela. Continúo con la exploración de la música venezolana a través del violoncelo, es un disco muy sabroso, que gracias a la primera experiencia, ahora pude redimensionar el sonido y la diversidad sonora. Sigue siendo novedoso hacer música venezolana con el violoncelo.

VS: Son pocos los violoncelistas que ha experimentado con la música venezolana, como es el caso del trío Pabellón sin Baranda.

Así es y además de ellos también esté el ensamble Catako. El compositor Paul Desenne también hizo algunos experimentos con el violoncelo y lo venezolano más no grabó, el tocaba algunas obras venezolanas en sus conciertos y recitales.

VS: Lo bueno entonces es que sus discos estás dándole un aporte al género con el instrumento.

Quiero que el violoncelo tenga la misma oportunidad que han tenido la flauta, el violín o la trompeta. Lo que pasa es que este instrumento tiene un sonido diferente, sus registros no son tan altos como los otros que mencioné, pero es cuestión de estudiarlo y de trabajarlo.

VS: ¿Cuáles son las principales cualidades que usted ve en el violoncelo para tocar música tradicional venezolana?

Sí bien te acabo de comentar que su registro no es tan agudo, el violoncelo se asemeja mucho a la voz humana, tiene mucho colorido y también se parece a la guitarra por sus sonoridades. Además que su sonido produce una emotividad que queda anillo al dedo a la música tradicional venezolana. Por otro lado choca con los pasajes rápidos de nuestra música como el joropo, entonces hay que estudiar mucho, requiere de mucha destreza.

VS: Ahora que está usted iniciando una nueva vida en EEUU ¿Siente nostalgia por Venezuela? ¿Cómo está haciendo con su escuela de violoncelo?

Claro que extraño mi país y estoy un poco triste por la escuela que fundé, tuve que dejar atrás muchos de los planes que tenía en Venezuela, pero te digo que no pienso retirarme, yo sigo atendiendo a mis alumnos, vemos clases y los atiendo vía skype o ellos me mandan sus grabaciones, y luego les respondo con mis observaciones. Quiero que todo continúe y a varios de mis alumnos los enseñé a que ahora son ellos quienes tienen que llevar el relevo en la parte docente, porque ahora tienen el criterio y la experiencia.