La Orquesta Sinfónica de la Universidad Politécnica de Madrid es una formación joven, pero que cada vez cobra más importancia en el escenario musical madrileño e internacional. Bajo la batuta de su director titular Alejandro Puerta Cantalapiedra han logrado importantes éxitos. Uno de los más recientes fue su excelente presentación en el Auditorio Nacional de Madrid interpretando, entre otras obras, la Sinfonía número 3 «Eroica» de Beethoven.
Para su primera gira internacional, la OSUPM ha contado con la batuta del director venezolano Gerardo Estrada Martínez, quien les ha guiado durante una serie de 5 conciertos en diferentes localidades de la región de Deux-Sevres en Francia en el marco del Festival Internacional Eurochestries, que en esta edición contó con la participación de formaciones de México, Brasil. Estonia, España y Francia.
 
Desde el 5 de julio, la Orquesta realizó conciertos en las localidades de Le Tallud, Niort, La Chapelle-St-Laurent, Echiré y St. Symphorien, llevando un soplo de brisa fresca al festival con un repertorio poco habitual para la audiencia, que incluyó el Concierto para Guitarra y Orquesta número 1 de Mario Castelnuovo-Tedesco con la magistral interpretación del guitarrista español Álvaro Rodríguez y obras de Sotullo y Vert, Oscar Fernandez, Arturo Márquez, Astor Piazzolla, Alex Tobar y Pedro E. Gutierrez.
 
El concierto, que realizaba un paseo desde lo español hasta lo latinoamericano, sorprendió tanto al público como a la prensa francesa quienes resaltaron el virtuosismo y el ímpetu juvenil de la orquesta madrileña quienes al final de cada concierto regalaban al público una explosión de alegría con una selección de bises que les hizo pararse de sus asientos a bailar junto a la orquesta.
La intensa gira llegó a su fin con un concierto que unió a todas las orquestas en el Moulin de Roc de la ciudad de Niort para celebrar un gran concierto de cierre bajo la batuta de 4 directores distintos, correspondiendo el cierre del mismo al Maestro Estrada Martínez.
 
Los resultados de la gira han sido sumamente satisfactorios a nivel musical y humano y la OSUPM está lista para seguir sorprendiendo al público a nivel nacional e internacional.
 
Por su parte, Gerardo Estrada expresa con gran emoción que esta gira representó un homenaje a su maestro Antoine Duhamel, puesto que pudo dirigir en sus tierras, obras que tocó por primera vez bajo su batuta como integrante de la Orquesta Sinfónica del Estado Anzoátegui y esa es la mejor forma de mantener su legado vivo por siempre.